conferencia_tribunal_supremo_electoralcomputo_referendo_220160223Miércoles 24 Febrero 2016.

El Referendo – Plebiscito en Bolivia del pasado domingo, 21 de Febrero, se ha convertido, en los hechos, en una larga Guerra de Nervios.

Las elecciones tienen aquí, como resulta inevitable, tres capítulos sucesivos: campañas electorales, votaciones y escrutinios. Vamos a los capítulos.

Primero: las campañas electorales se caracterizan por el intercambio de agresiones verbales en la denominada “Guerra Sucia”, como si alguna guerra de cualquier tipo pudiera ser “limpia”. Esas campañas, como sucede en casi todo el mundo, significan un derroche de promesas muchas veces casi imposibles de cumplir.

Segundo: las votaciones bolivianas casi siempre han sido ejemplares

con:  orden, disciplina y respeto.

Tercero: los escrutinios. Es el capítulo más conflictivo aquí, casi sin excepciones. Los procedimientos de recuento son anticuados, morosos y lentos por factores diversos.

Las denominadas “Guerras Sucias” han ocupado siempre las campañas electorales y los escrutinios también, mientras las votaciones son impecables, con muy escasas excepciones de actos violentos.

El escrutinio actual del Referendo – Plebiscito del pasado domingo viene, una vez más, sazonado por la palabra más terrible posible: “fraude”. A nuestra sociedad le cuesta la tarea de organizar autoridades electorales eficientes, transparentes y creíbles. Los factores son diversos y a veces contradictorios entre sí.

Hoy miércoles 24, El NO sigue primero y el SÍ segundo. La inevitable lentitud en el desarrollo del escrutinio invita a multiplicadas versiones en las que la palabra “fraude” la repiten unos y otros con gran emoción.

 

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.