El vicepresidente Álvaro García Linera. (ABI)
El vicepresidente Álvaro García Linera. (ABI)

El vicepresidente Álvaro García Linera denunció el martes  que hay un intento de grupos de presión de la “derecha” que intentan impedir que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) escrute los votos provenientes del área rural.

“Es un matonaje electoral y es un intento de fraude electoral que está desplegando en las últimas horas las fuerzas opositoras de derecha en contra del voto campesino y el voto indígena, que es el voto que aún falta por contabilizar”.

En conferencia de prensa, en La Paz, García Linera dijo que ese voto campesino, registrado en las regiones alejadas de La Paz, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz, pretende ser “escamoteado” por la derecha.

“La garantía de la transparencia es absoluta pero en un acto de desesperación política la derecha va a intentar anular este voto rural campesino e indígena”, sostuvo.

La presidenta del TSE, Katia Urinoa afirmó en rueda de prensa que no realizará comentarios sobre las declaraciones del Vicepresidente.