Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Martes 23 Febrero 2016.

El recuento de votos del plebiscito celebrado en Bolivia antes de ayer domingo sigue sumando tensiones mientras el SÍ se va acercando al NO a medida que se difunden los datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral a una velocidad importante por lo relativamente rápida, aunque todavía con mucha lentitud en relación a escrutinios electorales de países vecinos, porque el actual sistema manual del escrutinio aquí impone limitaciones insalvables para un recuento oficial muy rápido.

La elección se transformó en plebiscito por decisión de ambos bandos: los apóstoles del NO y los mensajeros del SÍ. Las Redes Sociales mostraron una actividad desconocida hasta el domingo aquí por su intensidad y creatividad.

¿Por qué plebiscito? La pregunta viene dada porque el título oficial del evento es “Referendo Constitucional 2016”. Según consenso mundial en Derecho Constitucional un referendo es la cita electoral para aprobar o rechazar una ley, mientras el Plebiscito pretende definir cuánto apoyo logra sumar una personalidad.

Evo Morales fue el centro del evento del pasado domingo.

Los datos oficiales al 82.3 % parecen confirmar la victoria del NO con el 53.8  % de los votos, mientras el SÍ sumó hasta el momento, 46,2 %. Son 7.6 puntos de diferencia, que parecen insalvables. Si el NO alcanza 2.800.000 votos, lograría la victoria final. Le restan 530.000 y faltan por computar aproximadamente 1.400.000.

Las encuestas a Boca de Urna de las principales redes televisivas ya habían adelantado antes de ayer domingo una apretada victoria del NO. Los resultados oficiales finales se podrían conocer mañana miércoles.

Gracias, epi