epiDomingo 21 Febrero 2016.

Bolivia está a la espera del escrutinio electoral de hoy domingo no tanto para conocer su futuro sino para saber con qué herramientas construirá sus próximos años. Los caudillismos políticos han sido recurrentes en nuestra historia. Como es comprensible, unos mejores que otros. Los caudillos han capitalizado esa costumbre, tan frecuente en nuestra tradición, de no asumir desafíos.

Si miramos el mapa mundial hay pueblos, como el ruso, que prefieren seguir con un caudillo al frente de sus vidas. Otros, como el estadounidense optan por debatir con entusiasmo los pros y contras de sus gobernantes. Unas gentes prefieren el esfuerzo de elegir, mientras no faltan los partidarios de seguir con la norma del menor esfuerzo.

Los primeros valoran la democracia, los segundos, aunque hablen de esa práctica, prefieren un estilo autoritario.

Hoy, por diversas circunstancias, los bolivianos elegiremos o la continuidad porque lo mejor está por venir, como dicen unos, o el cambio en los más altos puestos del Estado. Todos ellos tienen argumentos para apoyar sus posiciones encontradas.

El referéndum de hoy domingo pondrá a prueba al Tribunal Supremo Electoral, al Gobierno, a todas las instituciones, a los Medios de Comunicación Social, a los ciudadanos y también a la diligencia y honestidad en los escrutinios, por un lado, y a la transparencia en aceptarlos sin mayores sobresaltos. Los tiempos de los escrutinios nacionales mostrarán tanto la eficiencia como la transparencia del Tribunal Supremo Electoral.

Los que decidieron la celebración del referéndum de hoy domingo asumieron riesgos políticos. Pero, sin riesgos no hay vida y en cada momento los humanos los asumimos con mayor o menor convicción.

Gracias, epi

Comments are closed.