Festejo de los jugadores de Real Potosí. (Archivo)
Festejo de los jugadores de Real Potosí. (Archivo)

Nacional Potosí torció el brazo de Ciclón con un triunfo conseguido la noche de este jueves por un marcador de 4-2 en el estadio Víctor Agustín Ugarte, donde las acciones estuvieron cargadas de emociones por la media docena de goles que se anotaron y por el coraje que colocaron estos equipos para buscar un buen resultado.

El equipo de la banda roja estaba con un peso enorme sobre sus espaldas porque no podía dejar pasar la oportunidad de sumar en condición de local para igualar con Petrolero en la tabla del punto promedio y recobrar la ilusión de salir de la zona del descenso. La noche de este jueves todo lo planeado por Nacional Potosí salió a pedir de boca porque el cuadro yacuibeño perdió su cotejo contra Bolívar (0-2) y de nuevo quedaban igualados en la lucha particular que sostienen.

Desde las primeras acciones del encuentro el partido se jugó sin tregua y con delanteras afiladas que no perdonaron los descuidos que se produjeron en el arranque. Nacional Potosí subió primero el marcador con el tanto anotado por Tommy Tobar con un excelente disparo registrado a los nueve minutos.

La balanza volvería a quedar equilibrada con el gol de Juan Vogliotti, a los 15´, el delantero selló una buena acción de su compañero Nelvin Soliz, quien encontró el espacio por donde lastimar a la defensa local y fue una muestra de que los dirigidos por el técnico Víctor Hugo Andrada estaban con la determinación de llevarse puntos a la capital Andaluz.

Esa tensión en el escenario se extendió a lo largo de la primea etapa, la cuenta podía inclinarse al lado de cualquiera por las ocasiones de gol y por el desempeño equitativo en el terreno de juego. El mínimo error podría causar un gran dolor de cabeza con amargas consecuencias.

Llegando al final de esta etapa inicial el árbitro cochabambino Raúl Orozco marcó penal a favor del plantel de la Villa Imperial. Como es habitual, Ignacio García se paró delante del arco y su disparo concluyó en el 2-1 a los 44´.

Esta diferencia podía caerse, los albicelestes eran un equipo peligroso y guardaba más sorpresas para los siguientes minutos del cotejo. El cuadro de la banda roja logró convertir el 3-1, a los 67´, en un ataque complicó la labor de los defensores visitantes.

El once formado por el entrenador Juan Márquez tuvo un respiro con esta tercera conquista, sin embargo, fue una calma que duró pocos minutos, porque a los 69´ llegó el segundo tanto para el plantel tarijeño a través de Ignacio Martínez.

De nuevo estaba el peligro la misión de ganar los tres puntos, Nacional Potosí ya vivió en este certamen por la amarga experiencia de ceder unidades en la Villa Imperial y fue cuando Márquez ordenó a sus jugadores mantenerse concentrados y continuar atacando.

Ciclón quiso sorprender con remates de fuera del área que encontraron las manos del arquero Yadín Salazar y de la manera en la que se realizaba esta batalla el representante potosino no retrocedió hasta que llegó el cuarto tanto por intermedio de Gallegos, a los 81´, con lo que el plantel pudo respirar con serenidad porque restaban minutos para el cierre de las acciones.

POTOSÍ/APG

Comments are closed.