Bolsa de Frankfurt.
Bolsa de Frankfurt.

A las 10:00 horario GMT la Bolsa de Milán ganaba el 3,18%, hasta quedar en los 17.039,39 puntos; el CAC-40 de París subía el 3,06%; y el Ibex 35 de Madrid lograba utilidades del 2,85 por ciento. Mientras que el DAX 30 de Frankfurt obtenía un beneficio del 2,51%, y el índice Footsie 100 de Londres operaba con un alza del 1,74 por ciento.

El fuerte ascenso en el valor de los títulos en los principales recintos de cotizaciones europeos se producía como consecuencia de la muy buena jornada registrada en los mercados asiáticos, en particular el de Tokio que ganó el 7,16%, y el repunte de las acciones de los bancos.

Una fijación más fuerte del yuan, que redujo las preocupaciones por una devaluación de la moneda china, fue fundamental para una casi perfecta jornada en los mercados asiáticos, apenas empañada por una baja del 0,6% en los recintos chinos.

Además, gracias a un leve repliegue del yen y a pesar de la retracción del Producto Interior Bruto (PIB) japonés en el último trimestre de 2015, el índice Nikkei de los 225 principales valores aumentó 1.069,97 puntos, hasta ubicarse en las 16.022,58 unidades.

En las cuatro sesiones precedentes, el Nikkei 225 había perdido 11,1% de su valor.

Por su parte, el índice Topix ganó este lunes 8,02%, recuperando parte del 12% perdido durante la semana pasada.

Los inversores se hicieron eco del optimismo del viernes en la Bolsa de Nueva York, en la que los principales indicadores cerraron con ganancias superiores al 1,5 por ciento.

También influyó la depreciación de la divisa nipona frente a la estadounidense, que se cotizaba en la franja alta de los 113 yenes a comienzos de la jornada en el mercado tokiota.

En cambio, los inversores no parecieron verse afectados por los datos negativos sobre la economía nipona publicados por el Ejecutivo.

El producto interior bruto (PIB) de Japón se contrajo entre octubre y diciembre de 2015 un 1,4 por ciento a ritmo anual debido sobre todo al retroceso del consumo doméstico, una caída que está ligeramente por debajo de las previsiones de los economistas locales.

Tokio borró así parte de las pérdidas que cosechó la semana anterior, en la que cerró con unas pérdidas acumuladas más del 11 por ciento, su peor racha desde la crisis financiera de 2008, afectada por la apreciación del yen y por las nuevas turbulencias en los mercados globales.

Tomado de Infobae

Comments are closed.