Edemir Rodríguez disputa el balón con Rodrigo Ramallo. (APG)
Edemir Rodríguez disputa el balón con Rodrigo Ramallo. (APG)

Los elencos de The Strongest y Bolívar empataron a dos goles (2-2) el domingo en el estadio Hernando Siles, de La Paz donde el aficionado tiñó el escenario deportivo de amarillo, negro y celeste. El compromiso correspondió a la quinta fecha del Campeonato Clausura.

El encuentro era de pronóstico reservado, se trataba del clásico 199, además era la antesala para el cotejo que jugarán los atigrados el miércoles en Brasil por la Copa Libertadores de América, por lo que el escenario deportivo quedó pequeño a la hora del juego.

Con el resultado registrado los atigrados fueron los más afectados, porque tenían en su manos la victoria, el juego que habían propuesto les permitió ponerse en ventaja en el primer tiempo ya hasta tuvieron la oportunidad de marcar dos goles más, pero se conformaron con el 2 a 0 y se fueron a los vestuarios sin pensar que su rival reaccionaría.

Mauricio Soria, director técnico de The Strongest hizo una buena lectura del compromiso, pero en el segundo tiempo realizó cambios que al final no se acomodaron al juego que realizaba el plantel y terminaron resignando terreno con un plantel que se había quedado con un hombre menos desde el minuto 63`.

Bolívar se había chocado con un equipo ambicioso, los jugadores cometieron errores que por poco les cuesta la derrota, pero reaccionaron en el momento oportuno, la lectura que realizaron les permitió nivelar igualar el marcador en el segundo tiempo.

La salida del capitán del plantel, Walter Flores por expulsión (minuto 63´) les restó posibilidades pero doblegaron esfuerzos para rescatar un valioso punto, que a la postre puede ser importante, tomando en cuenta el objetivo que persiguen.

Los atigrados se pusieron en ventaja en el minuto 11 mediante Diego Bejarano el jugador acompaña la jugada de peligro y anota el tanto después de dos intentos. Ese gol desubica a los celestes quienes no logran reaccionar, al contrario los errores en el sector defensivo fue más evidente.

Pablo Escobar jugador atigrado había mostrado su mejor juego, generaba llegadas de peligro hasta que en el minuto 35 convierte la segunda conquista, la defensa celeste tardó en reaccionar, el arquero Romel Quiñónez no estaba en buena ubicación.

El segundo tiempo fue para Bolívar, los jugadores se propusieron remontar el marcador y lo consiguieron. En el minuto 56 el jugador Gastón Cellerino aprovecha un error de la defensa quienes esperaban que Iván Borghello remate la pelota para reclamar una posición adelantada, pero no contaron que el primero ingresaría, el sorpresivo gol dejó a los atigrados sin poder de reacción.

La insistencia de los celestes es compensada en el minuto 87 mediante Juan Miguel Callejón con un gol de penal, el árbitro Oscar Maldonado siguió una jugada de peligro de Erwin Saavedra quien es trabado en el área de peligro y cobra la pena máxima con el que finalizaría el cotejo con un marcador igualado y que no esperaban los atigrados.

LA PAZ/APG

Comments are closed.