DGF22101207MACRI Martes 9 Febrero 2016.

Macri es  hijo de multimillonario y él mismo millonario también. Esa condición le va a perjudicar. El dinero es problema para los gobernantes del mundo. Los políticos, en general, parecen buscar acumular dinero como seguro de vida para cuando pierdan la mamadera del poder. No es fácil encontrar en el mundo de hoy un político verdadero y honesto.

Las experiencias de presidentes latino americanos con mucho dinero no son buenas. El político millonario sufre dificultades profundas para sentir solidaridad con los pobres. Algunos de ellos caen en la tentación de pensar que la pobreza es castigo por la flojera, la ineficiencia, la corrupción o por las pocas ganas de trabajar.

Los costos de vida en nuestros países son bajos, en algunos, como sucede en Bolivia, más bajos todavía. La naturaleza aquí siempre fue generosa con sus habitantes.

En nuestra región casi todo se justifica: corrupción, ineficiencia, mala gestión o cualquier acto delictivo. Por lo mismo, la mayor parte de los recursos económicos que llegan a nuestros países es por exportación de materias primas: petróleo, gas, minerales o alimentos. Venezuela es ejemplo claro de cómo no se debe gobernar. Sus ingresos por exportaciones dependen en un 95 % del petróleo, con una economía nada diversificada.

La producción industrial nunca fue tónica general en nuestros países, con pocas excepciones: Colombia, Brasil o México. Incluso la propia Argentina exporta hoy  más materias primas (agrícolas sobre todo) que productos industriales. La  constancia y el método no forman parte del promedio cultural en América Latina. Habrá que multiplicar esfuerzos en ambos temas. Mañana miércoles un tercer capítulo sobre Macri.

Gracias, epi

Tu comentario