El presidente Evo Morales. (Archivo)
El presidente Evo Morales. (Archivo)

El presidente Evo Morales admitió el viernes que mantuvo una relación con Gabriela Zapata Montaño y también reveló que el hijo que tuvieron falleció a los pocos meses de nacer.

“Evidentemente a Gabriela Zapata Montaño la conocí el 2005. La verdad que era mi pareja el 2007, tuvimos un bebé y lamentablemente, nuestra mala suerte falleció. Tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos. Ya pasaron como diez años no puedo entender que algunos usen esto con fines netamente políticos”, indicó Morales en conferencia de prensa en la ciudad de Santa Cruz.

“No sabía dónde andaba la señora. Esta mañana traté de averiguar qué era de su vida y me dijeron que se había casado, es su derecho. Yo perdí todo contacto correspondiente a partir del 2007”, reiteró el Primer Mandatario.

Aseguró en varias partes de su alocución a los periodistas que no hubo ningún tráfico de influencias para la designación de Zapata Montaño como generante comercial del grupo empresarial chino.

Recordó que no es la primera vez que lo atacan con temas personales y que por eso no quiso tener una familia formal y permanente y también culpó a la derecha política de estar detrás  de estas denuncias contra Zapata Montaño.

El Primer Mandatario dijo que quisiera ver la reacción de los activistas de Derechos Humanos, de la Defensoría del Pueblo y otras organizaciones que, a su juicio, deberían pronunciarse. También dijo que no guarda rencor ni buscará venganza con quienes dieron a conocer estos hechos.

SANTA CRUZ/Fides

Tu comentario