Imagen del partido Sport Boys- Wilstermann. (APG)
Imagen del partido Sport Boys- Wilstermann. (APG)

Sport Boys igualó a un gol con Wilstermann la noche de este miércoles en el estreno del estadio Edgard Peña Gutiérrez y con esta paridad se quedó con las ganas de subir el primer puesto en la cuarta fecha del torneo Clausura, que sigue teniendo a los aviadores como punteros con ocho unidades.

El campeón ha tenido un tropiezo en este nuevo escenario, porque tuvo delante un oponente que hizo bastante presión e hizo un fútbol ofensivo que por poco le sirve para conquistar un triunfo. El Toro tomó la delantera, pero no fue suficiente y no pudo proteger su pórtico por mucho tiempo.

Los avances de los aviadores eran letales, por el esquema que planteó el director técnico Julio Alberto Zamora tenía asfixiado a los azules. El impulso ofensivo de la visita era generado por Marcelo Bergese, Thomas Santos, Miguel Suárez en el mediocampo y con Marcos Pirchio y Oscar Díaz como delanteros dando mucho trabajo a Sport Boys.

El cuadro de Warnes atacaba con velocidad, una carrera de Aldo Velasco concluyó en una acción de bastante peligro porque hizo un enganche hacia adentro y con un disparo de zurda exigió a Gustavo Salvatierra a salvar su arco con un manotazo y enviar la pelota a tiro de esquina.

Minutos después Salvatierra ya no pudo evitar la apertura de la cuenta. El primer gol convertido en el flamante estadio fue anotado por Marcos Ovejero a los 30´, razón por la cual fue reconocido con un trofeo otorgado por el Gobierno Municipal. El delantero le dio un puntazo a la pelota dentro del área luego de un pase de Aldo Paniagua en una avanzada en la cual el desmarque de los jugadores hizo la diferencia.

El 1-0 de los de Sport Boys no pudo enfriar la propuesta ofensiva de los rojos, que en cuestión de siete minutos dio alcance en el marcador con el gol de Marcelo Bergese a través de un remate de zurda cruzado inalcanzable para Saidt Mustafá.

Hasta ahí llegó la tranquilidad de los azules, luego de esto pasaría por momentos difíciles en el partido y con pocas opciones para cambiar el partido a su favor. Ya no tendría la lucidez para enfrentar los contratiempos y subió la guardia ante cualquier sorpresa.

Wilstermann estaba más decidido para conseguir la victoria, seguía generando jugadas de peligro quedó con las ganas de festejar el segundo gol debido a que su volumen ofensivo fue disminuyendo ante los intentos que no dieron resultado.

Con este empate, el cuadro warneño acumuló seis puntos en cuatro partidos. Está cerca de la cima, pero resignar unidades en casa dejó preocupación.

SANTA CRUZ/APG