arton29805Sábado 30 Enero 2016.

En Estados Unidos el gobierno federal abrió la puerta exportadora para sus empresas privadas. Los costos de producción del “petróleo esquisto”, el ya popular “fracking” en los estados sureños de Texas y Arizona, superan los actuales precios del crudo, pero los grupos económicos necesitan pagar a los Bancos.

En teoría, el bajo costo del crudo en Europa debería mejorar las arcas fiscales por la diferencia entre el costo y el precio de cada litro de carburante, cuya diferencia se ingresa vía impuestos. Pero, la práctica es diferente. Los gobiernos europeos han multiplicado sus  gastos en seguridad policial y militar. La plata no les alcanza.

Tampoco las grandes potencias asiáticas: China, India y Japón, han podido sacar ventajas con esa situación. Pekín ha naufragado al potenciar su mercado interno y la demanda agregada consiguiente. India no puede superar por completo sus barreras internas por causas económicas, sociales, religiosas y territoriales. Japón parece haber llegado a su cima financiera y la competencia tecnológica de Corea le resulta indigerible.

Los países de la OPEP del Norte de África, sobre todo Libia, están recluidos en guerras intestinas que no encuentran caminos de pacificación con los jihadistas del DAESH de gatillo indiscriminado al acecho.

Las tradicionales tensiones en Oriente Medio se han complicado con la disputa  entre Arabia Saudí e Irán por temas religiosos (sunitas versus chiitas), políticos (control de la región) y petroleros. Irán trabaja para igualar su producción tradicional de 4 millones de barriles diarios. El crudo fue siempre arma económica, pero ahora ha se transformado en misil guerrero también.

 

Gracias, epi

 

Comments are closed.