El fiscal Departamental, Marcelo Rollano . (APG)
El fiscal Departamental, Marcelo Rollano . (APG)

El fiscal Departamental de La Paz, Marcelo Rollano, presentó su renuncia  después de ser sorprendido en un burdel clandestino en la zona de la plaza Isabel la Católica, en la mañana del viernes en un operativo de la Intendencia Municipal.

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, dijo que la renuncia de Rollano fue aceptada, porque «un Fiscal debe ser siempre un ejemplo de la sociedad», también anunció  que de manera interina asumió la Fiscalía Departamental, Rosario Venegas, fiscal en suplencia.

El comandante de la Guardia Municipal, mayor Miguel Zambrana informó el viernes: “En la mañana del viernes realizamos un operativo en la zona de Sopocachi, en el local clandestino “La Diosa” una persona se identificó como fiscal y nos dijo que realizaba una investigación, pero parecía estar en estado de ebriedad, algo que no afirmó”, indicó el policía.

“Después se identificó como el fiscal Marcelo Rollano, después habló con algunos medios de comunicación que nos acompañaban en el operativo y reiteró que estaba en el lugar porque recibió denuncias que no dejaban salir a grupo de personas y llegó allí a investigar”, agregó.

Según el funcionario municipal en el local estaban cerca de 47 personas entre personal y parroquianos.

“Antes de la intervención el propietario del local nos amenazó con juicios a los funcionarios de la Intendencia, a la Guardia Municipal y a los policías que eran parte del operativo y  también menciono varias veces la presencia de un fiscal al interior de prostíbulo”.

En la tarde del viernes Rollano mantuvo una reunión con el Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, pero no transcendió lo conversado.

LA PAZ/Fides

Tu comentario