El presidente Evo Morales  en su mensaje a la Asamblea Legislativa. (APG)
El presidente Evo Morales en su mensaje a la Asamblea Legislativa. (APG)

El mensaje del presidente Evo Morales, celebrando sus 10 años en el Gobierno, no tuvo ni anuncios sobresalientes ni datos que llamen la atención, fue un discurso largo de recuerdos estadísticos de la década que manejó el Estado como su Primer Mandatario.

El discurso, que tuvo una duración de cinco horas con 47 minutos, tuvo el sentido de un repaso de las actividades de cada uno de los  21 ministerios que componen la estructura del Órgano Ejecutivo.

Evitó tocar de una manera detallada en caso de Fondo Indígena y reiteró que “no se protege ni protegerá a nadie”,  y volvió a sostener que: “los neoliberales tuvieron 200 millones de dólares de gastos reservados” y no rindieron cuentas.

Morales reiteró que fue un acierto llevar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia, para enfrentar un proceso y conseguir diálogo para una salida  soberana al Océano Pacífico.

En la parte económica volvió a sostener que hasta 2020 Bolivia  tendrá una inversión pública 48.574 millones de dólares  y que el Producto Interno Bruto será de aquí a cuatro años de 57 mil millones de dólares. Estas cifras ya fueron presentadas con anterioridad en reuniones con empresarios e inversores.

Tal vez la única novedad del informe del Jefe de Estado se la referida a la cumbre judicial a cual puso lugar y fecha: Sucre 16 y 17 de abril.

En varias oportunidades, durante las cinco horas  y pico  que habló ante los componentes de Órgano Legislativo, reiteró su posición antiimperialista y anticapitalista, como también que Bolivia no tendrá problemas para afrontar la crisis de la baja del precio del petróleo.

La generalidad de la cifras en algunos caso, como el de la telefonía móvil y el internet causaron confusión, pues hace diez esta área de la comunicación estaba en desarrollo y la “red” era limitada a los computadores personales y no a los dispositivos móviles y por tanto su crecimiento era bajo en 2006.

La parte de la anécdota fue cuando Morales reveló que el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez,  se mostró poco interesado en defender el deporte en la altura y que su presencia (la de Morales) en la inauguración del Mundial de Sudáfrica logró que la FIFA permita que se siga jugando en La Paz.

Al final de su mensaje, Morales, dijo que la presentación de las cifras y los anuncios realizados no eran parte de su campaña por el si a la reforma constitucional.

Ten resumen fue un discurso que no llamó la atención y estuvo lleno de cuadros de cifras y estadísticas que la última década (2006-2016) que gobernó Evo Morales fue la mejor de los 33 años de democracia en Bolivia.

LA PAZ/Fides

 

 

 

Comments are closed.