Imagen referencial.
Imagen referencial.

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, informó el miércoles que se normalizó el abastecimiento de gas natural al occidente del país, luego que se reparó el Gasoducto Carrasco Cochabamba (GCC), que fue dañado hace dos días por un deslizamiento de mazamorra.

En rueda prensa, Achá explicó que YPFB Transporte resolvió el problema en menos de 48 horas, tras cambiar cuatro metros de tubería en un sector de difícil acceso, a 980 metros de la carretera.

«El problema que hemos tenido por la ruptura del Gasoducto Carrasco Cochabamba ha sido resuelto. En horas de la madrugada el equipo de YPFB Transporte ha hecho el cambio de cuatro metros de tuberías en el lugar, ha sido un trabajo considerable ya que está a unos 980 metros de la carretera y el ingreso solo puede hacerse con equipo pesado», informó.

Achá recordó que el pasado martes el deslizamiento de mazamorra en el sector del Sillar provocó el daño en el gasoducto GCC y una consiguiente fuga de gas natural que fue controlada mediante el cierre automático de válvulas de seguridad y el posterior aislamiento de la zona.

«Hoy ya podemos informar a toda la población del occidente del país que el abastecimiento de gas natural estará retornando a su normalidad», sostuvo.

Según el Presidente de YPFB, cuadrillas y maquinaria pesada limpiaron la mazamorra en el derecho de vía, con una pendiente de 35 a 40 grados de inclinación en una zona muy compleja.

«Cerca de 56 personas trabajaron en la compleja operación», dijo.

Aclaró que YPFB coordinó en todo momento con los miembros del Comité Interinstitucional de Despacho de Gas del Occidente, para minimizar el impacto a los usuarios industriales de gas, mientras duraron los trabajos de reparación del ducto.

LA PAZ/Con datos de YPFB

Comments are closed.