Melva Hurtado es conducida al juzgado. (APG)
Melva Hurtado es conducida al juzgado. (APG)

La juez Segundo de Instrucción en lo Penal, Lia Cardozo, negó la libertad a Melva Hurtado, presidenta de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), quien está implicada en el caso de corrupción del exFondo de Desarrollo Indígena, Originario, Campesino (Fondioc).

El 31 de diciembre Hurtado fue beneficiada con medidas sustitutivas a la detención por la Sala Penal Segunda de Tribunal Departamental de Justicia, que puso como condición cumplir los requisitos impuestos por el juez de la causa antes obtener la libertad.

El fiscal Angelo Saravia indicó que la dirigente seguirá en penal de Miraflores  en forma preventiva, porque no logró desvirtuar los riesgos procesales que se plantearon en su contra.

El abogado de la acusación,  Eduardo León, explicó que Hurtado no presentó un certificado de trabajo argumentado que es dirigente indígena  y su ocupación económica es agricultora.

León dijo que al momento de acreditar su domicilio dijo que su residencia permanente es la sede de la CIDOB  en la ciudad de  Santa Cruz, lugar donde – según la Fiscalía- se encuentran todas las pruebas que incriminan a Hurtado..

La Fiscalía procesa a Hurtado por recibir en sus cuentas personales  20.942.021 bolivianos. La dirigente está sindicada de los delitos de Incumplimiento de contrato y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

Hurtado al salir de la audiencia sostuvo: “Es injusto lo que están haciendo conmigo porque en primer lugar no tengo ni un proyecto ‘fantasma’. He presentado todos los descargos al Fondo Indígena”.

LA PAZ/Fides

Tu comentario