El vicepresidente, Alvaro García Linera. (ABI)
El vicepresidente, Alvaro García Linera. (ABI)

El vicepresidente Álvaro García Linera reiteró el lunes, en la ciudad de La Paz, que la campaña por el ‘no’ a la reforma parcial de la Constitución Política del Estado está impulsada por Carlos Sánchez Berzaín, Jorge Quiroga, Rubén Costas y Samuel Doria Medina.

García Linera calificó a estos políticos como de derecha.

“La campaña ciudadana está dirigida por Doria Medina, Tuto, Costas (por la) derecha en pleno que se alió oficialmente para hacer campaña por el no, no hay tal iniciativa ciudadana, es política de derecha”, dijo en conferencia de prensa.

El segundo del Ejecutivo identificó al ex ministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín (2002-03), en el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, como líder de esa campaña manejada desde Estados Unidos, en referencia a sus recientes declaraciones en las que asegura que “los bolivianos le van a decir No a Evo Morales el 21 de febrero”.

García Linera recordó que esa exautoridad tiene una deuda con Bolivia y que ejecutó, junto a Sánchez de Lozada, la segunda parte de la privatización de las empresas estatales, dejando al país pobre y en manos de extranjeros.

“Sánchez Berzaín tiene una deuda de 80 muertos en El Alto”, rememoró haciendo alusión a la denominada Guerra del Gas, en 2003, episodio en el que esa exautoridad autorizó acciones represivas contra la población.

En el caso del exministro Samuel Doria Medina (1991-93), otro líder de la campaña por el ‘no’ con su actual partido político Unidad Demócrata, recordó que él fue quien planteó y ejecutó la primera parte de la privatización de las empresas estatales y comenzó a vender el país, en el Gobierno de coalición política de Jaime Paz Zamora.

LA  PAZ/ Con dato de ABI

Comments are closed.