"El Chapo" capturado por las fuerzas armadas. (Infobae)
«El Chapo» capturado por las fuerzas armadas. (Infobae)

El proceso para extraditar a Estados Unidos al poderoso narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán inició formalmente este domingo. La Procuraduría General (fiscalía) informó que elementos de Interpol México acudieron al penal del Altiplano para ejecutar formalmente dos órdenes de captura en contra de Guzmán, acusado de narcotráfico en media docena de distritos de Estados Unidos.

«Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquiera en el mundo», dijo entre tragos de tequila al actor Sean Penn durante la entrevista secreta que le concedió en octubre, mientras se hallaba prófugo y era buscado intensamente por las fuerzas de seguridad mexicanas.

Pese a que EEUU tiene suficientes pruebas para incriminar al narcotraficante, sus propias declaraciones podrán ser usadas para demostrar, una vez más, la culpabilidad del hombre por quien la Justicia norteamericana ofrecía cinco millones de dólares.

Sobre la posible duración del proceso, una fuente federal comentó a la agencia de noticias AFP que puede durar «meses» pero que «intentarán hacerlo rápido». La fiscalía recibió dos solicitudes de extradición el año pasado por acusaciones de varios delitos graves, incluido narcotráfico y asesinato.

El líder del Cártel de Sinaloa tiene causas abiertas en al menos seis estados norteamericanos: Arizona, California, Texas, Illinois, Nueva York y Florida.

La causa más antigua fue interpuesta en 1995 y está radicada en San Diego, California, donde un tribunal lo acusa de conspiración para importar más de ocho toneladas de cocaína, además de lavar de dinero. Estas acusaciones son la base del pedido de extradición que mantiene el gobierno de EEUU y que ahora Enrique Peña Nieto parece dispuesto a conceder.

Esos mismos cargos se repitieron en prácticamente todos los estados, aunque en algunos casos se les suman los de asesinato, secuestros, amenazas, sobornos a autoridades y compra ilícita de armas.

Por cargos como estos, un fiscal podría solicitar incluso la pena de muerte, pero esto no ocurrirá: al igual que otros países que no aplican este tipo de condenas, México sólo extradita a criminales bajo la garantía de que no serán sentenciados a la pena capital.

«El Chapo» tiene tantas causas pendientes que hay dudas sobre qué juzgado lo recibirá primero. Según el prestigioso diario norteamericano The New York Times, es probable que primero se lo enjuicie en Brooklyn, en Nueva York. Allí lo acusaron en 2009 junto a otros importantes líderes del negocio del tráfico de drogas, como Arturo Bertrán Leyva, muerto ese mismo año en un tiroteo con las fuerzas de seguridad en la ciudad de Cuernavaca.

Según consignó el diario español El País, los cargos de los que se lo acusó en Nueva York fueron vinculados con acusaciones realizadas ante un tribunal de Miami.

La última de las causas data de abril de 2012 en una corte de El Paso, en Texas, donde «El Chapo» fue acusado de 14 cargos federales, entre los que se incluyen la supervisión del contrabando de miles de kilos de marihuana y cocaína hacia EEUU.

Allí también se lo incrimina por haber secuestrado y luego asesinado a un traficante de drogas, poseer armas de fuego para cometer delitos, para asesinar en un país extranjero y homicidio en cumplimiento de una empresa criminal y secuestro.

Tomado de Infobae

Tu comentario

Comments are closed.