Momento del partido Blooming  contra Sport Boys. (APG)
Momento del partido Blooming contra Sport Boys. (APG)

Con una diferencia de 1-0 en el marcador, el plantel de Blooming derrotó a Sport Boys en Santa Cruz en la penúltima fecha del torneo Apertura y postergó el festejo de la obtención del título del cuadro de Warnes la noche de este jueves cuando la visita tenía todo a su favor para conquistar un histórico título en la Liga.

El Toro quedó a un paso de hacer historia, se quedó con las ganas de tocar el trofeo por la falta de convencimiento para revertir la cuenta y lucidez conociendo que Bolívar era goleado por San José en la sede de Gobierno. Pese a esta derrota, los azules tiene el camino libre para ganar el domingo el campeonato porque mantienen la diferencia de dos unidades ante la Academia.

Blooming se puso arriba en la cuenta con el gol convertido por Carlos Saucedo a los 27´, después de una jugada que inició en el costado de la cancha y con precisión los jugadores del plantel local llevaron la pelota hasta el área rival y Didi Torrico se encargó de dar una habilitación a Saucedo, quien definió con un disparo de zurda venciendo a Carlos Lampe.

A lo largo del primer tiempo Torrico empujó a su equipo hacia delante, tras el gol de la apertura el mediocampista avanzó por al costado superando a sus marcadores para enviar un centro dentro del área chica y Saucedo no pudo conectar la pelota a un par de metros de la línea de gol.

Los azules respondieron a estos ataques con dos disparos de Aldo Velasco, uno de estos intentos salió a centímetros del poste izquierdo del arco protegido por Hugo Suárez y en el otro intento apareció Cristhian Coimbra para obstruir el remate del delantero.

A los 50´ Blooming sufrió la expulsión de Torrico, sin este jugador en el medio sector fue bajando el fútbol de los celestes y cada vez era más intermitente su ofensiva. Todo el segundo tiempo estuvo a la defensiva protegiendo la ventaja que había conseguido.

La falta de actitud y proyección afectó bastante, y los problemas empezarían a incrementarse porque cuando el complemento estaba en la mitad de su desarrollo el entrenador Hernán Boyero decidió sacar a Joselito Vaca, su última pieza dentro del terreno que podía colocar orden.

El elenco de Warnes sabía que Bolívar estaba perdiendo y con la superioridad numérica en el campo de juego tenía un mejor panorama para salir campeón de manera anticipada, sin embargo, hubo varios minutos de dubitación entre los jugadores.

El equipo de Warnes estaba jugando este cotejo sin una de sus figuras, Helmuth Gutiérrez, por expulsión y esto se sintió en el funcionamiento colectivo. En un partido que tenía este desarrollo tan cortado, un volante con su coraje y habilidad era necesario.

Con el planteamiento defensivo del local, Saucedo estaba desgastándose y para tratar de refrescar el ataque ante un posible contragolpe, que era su única salida bajo esta presión que recibió, el cuerpo técnico hizo ingresar a Pablo Salinas por Saucedo y no hubo resultado porque era difícil recuperar la pelota y entregar un pase al único atacante. Con esta monotonía y con nerviosismo de por medio transcurrieron los minutos finales.

SANTA CRUZ/APG

Tu comentario

Comments are closed.