Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Jueves 17 Diciembre 2015.

“En arca abierta hasta el santo peca” repetimos en Bolivia. Parece fuera de discusión que los millonarios dineros del  Fondo estaban en arca abierta. La pregunta del millón es: ¿Quién fue el verdadero responsable de esta corrupción millonaria? Las respuestas a esta pregunta pueden ser diversas, polémicas y terribles y una más que la otra.

Sigo con citas escogidas del libro de Manuel Morales Álvarez.

“La mayoría de estos proyectos fueron aprobados a 12 meses de ejecución, algunos a 6 meses y otros hasta 18 meses”. Sin embargo,han transcurrido casi cinco años desde entonces, sin informes y sin ninguna supervisión técnica de parte de los funcionarios del Fondo Indígena”. (GE pg 94).                                                                    

 “Toda la información previa, lleva a suponer, que  la totalidad de dichos proyectos fueron ejecutados irregularmente” (GE pg 94).

“Según la Contraloría, el 78 % de los proyectos conciernen a las organizaciones del Pacto de Unidad, es decir, campesinos, bartolinas e interculturales” (GE pg 95). Forman parte de los “movimientos sociales” del Movimiento al Socialismo (MAS).

“Del análisis de los proyectos observados por la Contraloría, llama la atención, que 11 de ellos, fueron aprobados con un primer desembolso que alcanzó a más del 90 % del financiamiento. Por ejemplo, el proyecto de “Apoyo a la Producción de cerdos en dos cantones, 4 comunidades del municipio de Taraco de la Prov. Ingavi del Dpto La Paz”, de 8 meses de duración. Recibió un desembolso de 953.344.22 bolivianos, equivalentes al 97.28 % del monto presupuestado, siendo la Beneficiaria Silveria Quiberth Vda. de Calle C.I. 104329 LP con Nº de Cuenta 1000242779 del Banco Nacional S.A.”.

“Dicha señora, nunca presentó su informe y tampoco solicitó el segundo desembolso”. (GE pgs. 94 y 95).

Gracias, epi

Tu comentario