Carteles de la campaña. (Twitter)
Carteles de la campaña. (Twitter)

El partido ultraderechista de Marine Le Pen, Frente Nacional, colapsó el domingo durante las elecciones regionales de Francia al no ganar una sola región tras dominar la primera vuelta electoral, según la proyección de las encuestadoras. Los conservadores superaron a los gobernantes socialistas, alterando el mapa político del país.

El fracaso del Frente Nacional por obtener alguna de las seis regiones en las que lideraba no detuvo al partido antiinmigrante de aspirar a las elecciones presidenciales de 2017, el objetivo principal de Le Pen.

Le Pen estaba en buena posición luego de los ataques extremistas y una ola migratoria sin precedentes en Europa, por lo que el partido resultó ganador electoral en las 13 nuevas regiones de Francia durante la primera vuelta electoral de la semana pasada. Pero las proyecciones de las principales encuestadoras del país insinuaron que los ultraderechistas perdieron en todas esas regiones el domingo, incluyendo derrotas decisivas tanto para Le Pen como para su popular sobrina.

“Detuvimos el progreso del Frente Nacional”, dijo el conservador Xavier Bertrand, quien se proyectó ganador sobre Le Pen en la región de Nord-Pas de Calais.

Los seguidores de Le Pen reunidos en un salón en la población de Henin-Beaumont abuchearon su imagen en una pantalla gigante mientras Bertrand pronunciaba un discurso. La atmósfera fue sombría, un marcado contraste con la semana previa, cuando Le Pen obtuvo más del 40% de los votos, más de 15 sobre Bertrand.

El domingo hubo un radical giro y Bertrand se impuso a Le Pen por casi 15 puntos porcentuales.

Pese a la derrota, Le Pen mantuvo una postura optimista y prometió seguir luchando para expandir el apoyo a su partido. Dijo que en las próximas semanas “impulsará a todos los franceses, de todos los orígenes, que se quieran unir a nosotros”.

“Nada nos detendrá”, dijo a sus seguidores.

Le Pen obtuvo 42,8% en comparación con el 57% de Bertrand, según el Ministerio del Interior. La sobrina de Le Pen, Marion Marechal-Le Pen, recibió 46% en la región del sur de Provence-Alpes-Cote d’Azur, comparada con el 53.7% para el alcalde de Niza, el conservador Christian Estrosi.

Los conservadores recibieron un impulso hacia la victoria en ambas contiendas con Le Pen por parte de los Socialistas, que retiraron a sus candidatos y solicitaron su voto para el acérrimo rival. La participación electoral tuvo un marcado declive respecto a la primera ronda, lo que sugiere que muchos de los votantes querían evitar que el Frente Nacional ascendiera al poder.

En general, los republicanos conservadores obtuvieron siete regiones, por cinco de los socialistas, de acuerdo con los resultados del Ministerio del Interior.

 

PARÍS/Agencias

Comments are closed.