COP21

Los países desarrollados, responsables históricos del calentamiento del planeta, han propuesto financiar la lucha contra el cambio climático. Así lo han ratificado en el proyecto de acuerdo aprobado en la Conferencia de París (COP21), donde 195 países discuten medidas para reconvertir el sistema energético mundial en otro más sustentable.

El documento final propone un mínimo de 100.000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo a partir de 2020, según explicó el presidente de la COP21, Laurent Fabius.

Ese monto deberá ser revisado «a más tardar en 2025», añadió Fabius ante los ministros de 195 países, al presentar el texto.

El monto de las ayudas de los países ricos a los países en desarrollo es uno de los puntos de bloqueo de las negociaciones en París.

«Llega la hora de la verdad», dijo Fabius, conmovido hasta las lágrimas y con la voz embargada por la emoción, antes de ser ovacionado por los delegados.

El texto, que e funcionario presentó como definitivo, debe ser ahora examinado y aprobado por los ministros reunidos en la capital francesa.El monto de 100.000 millones de dólares fue establecido en la conferencia COP de Copenhague de 2009, que fracasó para fijar un acuerdo mundial como el que está a punto de ser aprobado en la cita de París.

Fabius ha dicho que el texto aprobado es «justo, sostenible, dinámico, equilibrado y jurídicamente vinculante». Constituye, agregó, «el mejor equilibrio posible, a la vez poderoso y delicado».

Los países en desarrollo han exigido desde entonces que ese monto, que consideran que no es ayuda al desarrollo, sea un mínimo y no el techo del compromiso financiero.

Estados Unidos, por su lado, tuvo hasta el último minuto objeciones a la obligación jurídica del capítulo de finanzas de este proyecto de acuerdo, puesto que el Congreso, en manos de los republicanos, se opondría.

Igualmente, Estados Unidos y la Unión Europea encabezaron la coalición de países industrializados que quieren que las potencias emergentes contribuyan al esfuerzo. China ha pasado a ser el principal emisor de gases de efecto invernadero del planeta.

Enfriar el planeta

El proyecto propone limitar el aumento de la temperatura del planeta «bien por debajo de los 2 ºC» y realizar «esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5ºC», indicó Fabius.

La meta de una limitación de las temperaturas a 1,5º respecto a la era preindustrial es un reclamo impulsado con fuerza por Estados insulares particularmente amenazados por el cambio climático.

El presidente francés Francois Hollande llamó luego a los ministros a «dar el paso decisivo» aprobando el acuerdo. También el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, exhortó a «terminar el trabajo».

Tomado de Infobae