Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Viernes 11 Diciembre 2015.

Nemesia Achacollo, ex Presidenta del Directorio del “Fondo Indígena”, tiene un  Ángel de la Guarda particular. Ese Ángel de la Guardia la ha protegido hasta ahora de las idas y venidas en los tribunales. ¿Hasta cuándo seguirá esa protección angelical?

Nemesia, cuando ocupó la Presidencia del “Fondo Indígena” no pudo concretar procedimientos, ni sistemas de Control Interno, ni de Auditoría Externa  en la entrega de sumas millonarias de dinero. “En arca vacía hasta el Santo peca”, repite un dicho popular aquí.

Llama la atención que en años pasados, el famoso “Fondo” manejó unos Usd. 610 millones aproximadamente y esa distribución de dineros, que debería haber ido a proyectos indígenas y campesinos de desarrollo, en algunos casos terminó en cuentas particulares de dirigentes/as, con el supuesto Visto Bueno de autoridades superiores. ¿Fueron comprados esos dirigentes/as por el dinero de la corrupción?

Las primeras denuncias en el 2011 del dirigente rural entonces y ahora diputado Rafael Quispe y de su abogado Eduardo León cayeron en saco roto. ¿Dónde estaba la tan publicitada Ministra de Transparencia y de Lucha contra la Corrupción, la distinguida Doña Nardi Suxo?

El  fiscal Ramiro Guerrero se ha comprometido ahora a llevar la investigación hasta el final sin reconocer privilegios especiales.

Pueblos latinoamericanos están castigando en elecciones a gobiernos corruptos como en Argentina y Venezuela. Recién algunos políticos están por darse cuenta de que hacer política y robar no es buen negocio a la larga. Los resultados en Venezuela del pasado domingo confirman que un político ladrón no tiene futuro. La lección es demasiado clara como para dejarla pasar así nomás.

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.