el ministro de Defensa Reimy  Ferreira. (APG)
el ministro de Defensa Reimy Ferreira. (APG)

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, señaló que los militares que fueron reducidos y después asaltados por delincuentes serán procesados y sancionados de acuerdo a las normas militares.

“Como Fuerzas Armadas, como Ministerio de Defensa se ha tomado la inmediata decisión del reforzamiento del puesto y un sumario porque este tipo de situaciones no puede ser admitida”, señaló Ferreira.

El 6 de diciembre cinco ciudadanos brasileños y un boliviano tomaron el puesto fronterizo Nueva Esperanza en el departamento de Pando y robaron: 11 fusiles AK-47, 180 cartuchos de municiones, tres pistolas reglamentarias, un sable de reglamento, tres bayonetas, ocho celulares, una computadora laptop, una deslizadora (lancha) y dinero, aunque la lancha ya fue recuperada.

El Ministro explicó que el puesto estaba integrado por seis marineros, dos oficiales y un sargento los cuales tenían la obligación de proteger el puesto naval.

El ministro de Gobierno Carlos Romero informó que un grupo de 30 policías fueron enviados a Pando para apoyar las investigaciones y operativos para recuperar las armas robadas.

LA PAZ/Fides