Pablo Escobar de The Stongest. (APG)
Pablo Escobar de The Stongest. (APG)

Oriente Petrolero tenía el triunfo asegurado sobre The Strongest en su bolsillo, la frágil ventaja de 1-0 en el marcador provocó varios sobresaltos a lo largo del compromiso hasta que en tiempo de adición (91´) ya no pudo aguantar más y vio como se rompió esta diferencia con el empate (1-1) en el estadio Ramón Aguilera Costas.

El partido tuvo un inicio acelerado con Oriente Petrolero llevando la iniciativa hasta abrir la cuenta cuando apenas el cronómetro llegó a los dos minutos de juego. Sobre la línea Jair Torrico salvó su pórtico del gol, pero el peligro persistía en el rebote y un desborde de Rodrigo Vargas le permitió mandar un centro que conectó de cabeza de Sergio Almirón delante del arquero Daniel Vaca.

Los albiverdes quedaron a segundos de anotar una victoria hasta que Escobar mandó un centro dentro del área que cabeceó Carlos Neumann y el palo salvó a Oriente Petrolero, pero en segunda instancia apareció Rodrigo Ramallo para empujar el balón debajo del arco (91´).

Con la derrota de Bolívar (0-1) ante Ciclón en Tarija, el plantel atigrado aceleró las acciones para conseguir el empate cuanto antes y en cuestión de minutos Ramallo tuvo la oportunidad de equilibrar el cotejo cuando tuvo un mano a mano con Marcos Argüello, pero le faltó más serenidad para resolver la jugada.

Por las valiosas unidades que estaban en juego, el Tigre debía arriesgar todo lo que tenía y así lo hizo dejando a Oriente Petrolero en apuros, porque Pablo Escoba comenzó a tener más relación con sus demás compañeros y el gol estaba más cerca.

Cuando Rodrigo Vargas estaba en el campo de juego, a lo largo del primer tiempo, los orientistas estaban más firmes en ataque ganando terreno entre los defensores contrarios y abriendo espacio. Para el complemento causó sorpresa la decisión del director técnico Xabier Azkargorta de sacar a Vargas y dejar que las funciones del futbolista desequilibrantes sean cumplidas por un juvenil. Esta modificación no tuvo que ver con ninguna lesión, fue una determinación técnica.

El cuadro cruceño dio pasos atrás en la etapa complementaria, esto colocó su triunfo en la cornisa a punto de caerse y enviando todo el peso a la zona defensiva, donde los locales tuvieron que contener a los gualdinegros y tratar de voltear el panorama. La labor fue más difícil con el transcurso de los minutos y bajo los nervios tuvo que defender la mínima diferencia.

El Tigre estaba merodeando sobre el arco de Argüello, en los segundos 45 minutos llegó a disponer de tres claras llegadas y en las tres el golero argentino estuvo bien colocado para quedarse con el balón.

La última acción fue ejecutada por el local con un tiro libre de José Alfredo Castillo que fue desviado por Ernesto Cristaldo. Segundos antes había sido expulsado Freddy Abastoflor.

SANTA CRUZ/APG

Comments are closed.