Unidades de la Policía y del FBI. (LAT)
Unidades de la Policía y del FBI. (LAT)

El FBI confirmó que está investigando como “un acto terrorista” la matanza perpetrada por un matrimonio musulmán que dejó 14 muertos y 21 heridos en la ciudad californiana de San Bernandino.

“Estamos investigando estos horribles actos como un acto terrorista”, explicó el director adjunto del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, durante una rueda de prensa.

“Tenemos pruebas que nos han llevado a comprender que había un plan más extenso”, agregó.

Más temprano, se supo que Tashfeen Malik, supuesta autora junto a su esposo del tiroteo del miércoles en San Bernardino (California, EE.UU.), en el que murieron 14 personas, había prometido lealtad al líder del Estado Islámico (EI) en un mensaje en Facebook, según fuentes cercanas a la investigación citadas por varios medios.

De acuerdo con la cadena CNN, que cita a tres oficiales vinculados a la investigación del tiroteo, Malik publicó en una cuenta de Facebook bajo un nombre falso un mensaje de lealtad al líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi.

Por su parte, la cadena NBC, que menciona como fuente a un funcionario familiarizado con los detalles de la investigación, asegura que ese mensaje fue publicado “justo antes del ataque”, ocurrido en un centro de ayuda a discapacitados.

Mientras, el diario The New York Times, que también cita a funcionarios de la investigación, afirma que en este momento la hipótesis que predomina es la de que Malik y su esposo, Syed Farook, se autoradicalizaron e inspiraron en el EI, sin recibir órdenes directas de los yihadistas para cometer la masacre.

En los días previos al tiroteo, que causó también 21 heridos, el matrimonio tomó medidas para borrar información de algunos de sus dispositivos electrónicos, de acuerdo con los últimos detalles divulgados de la investigación.

Por ello, las autoridades creen que el tiroteo fue premeditado y planeado con cierta antelación.

Los investigadores hallaron ayer bombas caseras y armamento en la vivienda de los sospechosos, que en la mañana del tiroteo dejaron a su hija de seis meses con su abuela, argumentando que tenían una cita médica.

Farook, de 28 años y nacionalidad estadounidense, era musulmán y llevaba dos años casado con Malik, de 27 y nacida de Pakistán.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó ayer que es “posible” que el tiroteo estuviera “relacionado” con el terrorismo, pero que aún no se sabe con certeza, y aseguró que el FBI llegará “hasta el fondo” de lo sucedido.

LOS ANGELES/Agencias

Comments are closed.