venezolanos

El 55% de los venezolanos votará contra el chavismo, según se desprende de una encuesta de la firma local Datanálisis a la que Reuters tuvo acceso. La inflación, la escasez y la recesión económica son algunos de los motivos por los cuales la mayoría no optará por el gobierno actual.

Pese a que la aprobación de la gestión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, repuntó a un 32,3 por ciento poco antes de las elecciones parlamentarias que se celebrarán el domingo, casi seis de cada diez encuestados manifestaron que su sufragio no irá al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Aunque la popularidad del mandatario saltó 11 puntos porcentuales en el sondeo de noviembre, la oposición mantuvo la mayoría de las preferencias de los encuestados camino a la votación donde se elegirá una nueva Asamblea Nacional. En octubre, la aprobación del mandatario socialista había caído a un mínimo de 21 por ciento.

Si el 55,6 por ciento de los encuestados en el sondeo dijo que votaría por los candidatos de la coalición opositora el próximo domingo, sólo el 36,8 por ciento que preferiría apoyar a un candidato del oficialismo.

La crisis que vive el país, atribulado por una alta inflación, la escasez y una recesión económica, ha golpeado la popularidad del presidente y su PSUV, que corre el riesgo de perder el control del parlamento por primera vez desde que el fallecido Hugo Chávez llegó al poder hace 16 años.

Según el sondeo, realizado entre el 13 y el 23 de noviembre entre 999 entrevistados en hogares, 89,5% de los encuestados consideró que la situación del país es “negativa”.

“El esfuerzo del chavismo se ha dirigido a incrementar la comunicación, a crear polarización a través de las amenazas de conflicto, a resaltar los culpables externos como responsables de la crisis, a repartir recursos en algunos circuitos que considera clave”, escribió el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, en un artículo esta semana.

Explicando las causas del repunte tan cercano a la elección, León también dijo que el oficialismo ha “chavetizado” la elección, es decir, apelado a la figura de Chávez para crear empatía entre los electores que podrían estar disconformes.

Por otro lado, la encuesta de Datanálisis coloca al encarcelado Leopoldo López como el líder opositor con mayor aceptación, con un 53,8 por ciento, seguido de cerca de dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, con un 52,4 por ciento.

Tomado de Infobae

Comments are closed.