albergue terminal

En su primera jornada de funcionamiento, el albergue navideño instalado por la Alcaldía en la Terminal de Buses de la ciudad cobijó a 85 personas provenientes del Norte de Potosí, informó la secretaria municipal de Desarrollo Social, Erlinda Quispe, según una nota de prensa.

Los albergados pueden dormir sobre un colchón y reciben una frazada para abrigarse. Además, con apoyo de algunas instituciones, se les ofrece cena y desayuno.

El albergue abre sus puertas desde las 19.00 y las cierra a las 22.00. En la mañana, la gente sale a las 06.00.

Quispe explicó que al albergue ingresan sólo niños, mujeres y adultos mayores de la tercera edad o varones que están en familia (con esposa e hijos) y no personas que vivan en la calle y que consumen drogas o alcohol.

De las 85 personas que se cobijaron en la primera jornada, el 50 por ciento era mujer, el 30 por ciento menores y el resto adultos mayores.

“Quiero convocar a toda la población solidaria a anotarse con el personal del alberge de la Navidad para que pueden apoyarnos en la preparación de alimentos para servir la cena y el desayuno. También se necesita ayuda en vituallas, alimentos frescos. Necesitamos zapatitos, pañales y leche porque tenemos niños en edad lactantes”, dijo la autoridad municipal.

Otros servicios

Además, la Alcaldía, a través de la Unidad Móvil de la Dirección Municipal de Salud brinda asistencia y realiza atenciones odontológicas para curar caries y realizar otros tratamientos.

Paralelamente, habrá profesionales que fortalecerán el aprendizaje de los menores en matemáticas, lenguaje y química.

“Tenemos habilitado una sala pedagógica con una ludoteca para que los niños y adolescentes puedan tener una actividad recreativa de aprendizaje y de acompañamiento todas las noches, antes de dormir”, expresó.

La Secretaría Municipal de Desarrollo Social también programó charlas y talleres manuales para que los adultos, especialmente las mujeres, puedan desarrollar alguna actividad emprendedora a futuro.

“Queremos que ellos salgan adelante en la manutención de su familia. Para ellos el pedir unos centavos es una actividad económica, pero nosotros queremos trabajar, a partir de hoy, en el fomento de nuevas iniciativas que les permita generar recursos económicos y crear una actividad digna para ellos y para que a futuro los hijos de estas personas no repliquen esta actitud”, sostuvo.

LA PAZ/Fides