Sesión de inicio de la COP21 en París. (ONU)
Sesión de inicio de la COP21 en París. (ONU)

La vigésima primera  conferencia del clima (COP21) se inició este lunes en París con la presencia de unos 150 jefes de Estado y gobierno.

La conferencia cuenta con la  presidencia del canciller francés Laurent Fabius, que prometió un  liderazgo “imparcial y respetuoso” de las deliberaciones  conducentes a un acuerdo mundial.

Ayer hubo protestas para denunciar la “emergencia climática”, a pesar de la prohibición para hacer manifestaciones en las calles, y se produjeron enfrentamientos.

El ministro de Medio Ambiente de Perú y presidente de la COP20, Manuel Pulgar Vidal, abogó por trabajar conjuntamente “contra el  cambio climático y el terrorismo global”, antes de pasar la presidencia a Fabius.

Fabius prometió que la COP21 será “una conferencia imparcial y  respetuosa de todos”, “transparente” e “inclusiva, que cree en la  confianza de todas las partes”.

Christiana Figueres, principal responsable de la ONU sobre el  clima, dijo por su parte que “nunca una responsabilidad tan grande  estuvo en manos de tan poca gente”.

“El momento en el que decidimos salvar el planeta”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que el mundo se encuentra ante “un punto de inflexión”, que supone “el momento en el que decidimos firmemente salvar nuestro planeta”, en su discurso ante la cumbre del clima

“Tenemos en nuestras manos el futuro de las generaciones venideras”

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó hoy durante la apertura de la cumbre del clima (COP21) de París que los delegados allí presentes tienen en sus manos “el futuro de las generaciones venideras”.

“Estamos aquí para escribir el guión de un futuro mejor para el planeta, un nuevo futuro de esperanza, seguridad y dignidad para todos”, señaló Ban, quien comenzó su intervención con una llamada a un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de los atentados terroristas en Francia.

El secretario general de Naciones Unidas dijo a los más de 150 líderes mundiales y miles de delegados de los países congregados en París: “Estamos en el mismo lugar con un objetivo común, tenemos el poder de cambiar las cosas, elijamos el camino del compromiso, la flexibilidad y el consenso”.

Ban apeló a los líderes mundiales a “acelerar” la ambición de los compromisos climáticos presentados para el acuerdo global de cambio climático que se prevé aprobar en París con el fin de lograr que la temperatura del planeta no aumente más de 2 grados a finales de siglo (frente a los 2,7 grados que implicarían las contribuciones actuales).

“Nos dirigimos hacia un futuro bajo en emisiones y no hay vuelta atrás”, subrayó.

Ban abogó por que de París salga un acuerdo “universal, ambicioso, creíble y a largo plazo” para descarbonizar la economía mundial, pero también un pacto “solidario con los más vulnerables y con compromisos de adaptación para los países en desarrollo”.

Habló también de un acuerdo con compromisos revisables al alza cada cinco años, empezando en 2020, y “con flexibilidad para los países de capacidades limitadas”.

“El futuro del planeta depende de ustedes, no nos podemos permitir la indecisión, estamos llamados a la transformación de nuestro modelo de desarrollo, la transición ya ha empezado pero necesitamos su ayuda y su visión para acelerarlo”, apeló Ban a los líderes mundiales al final de su intervención.

El secretario general de Naciones Unidas concluyó recordando a los líderes mundiales que “la sociedad civil ha salido a la calle pidiendo el cambio”, y diciéndoles que “tienen una responsabilidad moral con las generaciones presentes y futuras”.

“Sean valientes y ambiciosos para hacer de este mundo un mundo mejor”, concluyó.

Emisiones de CO2

Un total de 184 países presentaron programas nacionales para limitar las emisiones causantes del efecto invernadero, indicó hoy el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, tras asumir la presidencia de la cumbre sobre el cambio climático (COP21).

Todos ellos representan “más del 95 %” de las emisiones causantes del calentamiento climático, destacó en los discursos de apertura de la COP21 Fabius, que consideró “alentador” que “la casi totalidad de los países del mundo” se hayan comprometido de esa manera.

No obstante, puntualizó que “eso no bastará” para cumplir el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a dos grados para finales de siglo, y por eso consideró que el acuerdo que se va a buscar en París deberá incluir “la necesidad de revisiones periódicas” de esos compromisos.

“Es verdad que todo no se resolverá en París, pero sin París no se conseguirá nada”, advirtió a las 196 delegaciones participantes (195 países más la Unión Europea) en esta conferencia que va a prolongarse hasta el 11 de diciembre.

El presidente de la COP21, que insistió en que no hay que “perder el tiempo en cuestiones de procedimiento”, subrayó que la meta es “un acuerdo universal y ambicioso” que “tendrá que ser diferenciado, justo, sostenible, equilibrado y jurídicamente vinculante”.

“O bien fracasamos, y será la desolación, o bien logramos un acuerdo ambicioso y se nos abre un buen futuro”, sentenció Fabius, que recibió la dirección de las negociaciones del que durante el último año ha ejercido esa responsabilidad, el ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

PARÍS/Agencias

Comments are closed.