Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Lunes 23 Noviembre 2015.

El ex Intendente (alcalde) de la ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri ganó ayer domingo, en segunda vuelta, la elección presidencial argentina. Macri es líder del frente Cambiemos. El derrotado fue el ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli del oficialista Frente para la Victoria (FPV).

Macri tendría que colocar en su agenda de hoy lunes la prioridad de ser recibido por la actual Presidenta de la Nación Argentina, Cristina Fernández, pues gracias a ella y a los negociados familiares durante estos años pudo vencerle a Scioli. Sin esa gran ayuda su victoria hubiera sido tan sólo un deseo.

El flamante Presiente argentino sabe que en los últimos 70 años sólo los Presidentes justicialistas terminaron sus mandatos con mayor o menor popularidad. Los que no se desarrollaron dentro de las filas peronistas abortaron sus mandatos.

Uno de los temas más desafiantes para Macri  será el de los Bonos a los más pobres, entre los cuales se ubican miles de vividores que gustan de ganar sin trabajar. No se podrá aplicar en la Argentina una política de saneamiento financiero y económico sin asumir tareas de bienestar social que, en principio,  no serían del agrado del vencedor en las urnas ayer domingo.

Su exitosa experiencia al frente de Boca Juniors debería empujarle a Macri a una apertura hacia los sectores sociales, algunos de los cuales, se han acostumbrado a la mamadera de la todavía Presidenta. La Argentina necesita una transformación económica, social y política, pero esa urgencia deberá ser manejada con mucha sabiduría presidencial para ser finalmente exitosa.

Los primeros 100 días de gestión serán el termómetro para verificar si Macri tendrá éxito o fracasará. Esperaremos ese tiempo.

Gracias, epi

 

Tu comentario

Comments are closed.