ataque en Francia

Siete tiroteos simultáneos se registraron en el centro-este de París, y cerca del Stade de France, al norte de la ciudad, donde se jugaba un partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, un kamikase detonó un cinturón con explosivos.

Una agencia policial, citada por la agencia AFP, habla de más de cien muertos solamente en la sala de conciertos Le Bataclan, uno de los lugares donde ocurrieron los ataques este viernes. En el lugar, ubicado en el distrito XI de la ciudad, se desarrollaba un concierto del grupo californiano Eagles of Death Metal, donde tres terroristas mantuvieron como rehenes a los asistentes durante al menos dos horas. Tras la intervención de las fuerzas especiales, la toma de rehenes terminó también con la muerte de los tres tres terroristas.

Otro de los tiroteos se dio en los restaurantes Le Petit Cambodge y Le Carillon, que quedan el uno frente al otro en el distrito X, cerca del canal Saint-Martin. Todos los lugares quedan en el centro-este de París, en zonas muy frecuentadas por la noche.

Paralelamente, mientras se jugaba el segundo tiempo del amistoso entre Francia y Alemania se escucharon varias explosiones seguidas. El presidente François Hollande, que estaba presente en el estadio, fue evacuado por las fuerzas de seguridad. Ahora se conoce que un hombre se hizo estallar con un cinturón de explosivos.

François Hollande decretó el estado de emergencia en Francia y el cierre de las fronteras, tras los atentados “sin precedentes”. Hollande indicó por televisión haber ordenado la proclamación del “estado de emergencia en todo el territorio”, “el cierre de fronteras” y el envío de “refuerzos militares” a la región de París, “para evitar nuevos ataques”.

“Los terroristas quieren atemorizarnos, llenarnos de pavor. Hay razones para tener miedo, pero frente al pavor, hay una nación que sabe defenderse, que sabe movilizar sus fuerzas y que una vez más sabrá derrotar a los terroristas”, agregó.

Los atacantes en la sala de conciertos Le Bataclan habrían disparado contra la multitud gritando “Alá Akbar” (“Alá es grande”), según un testigo de la tragedia interrogado por la emisora de radio France Info. Sin confirmarlo, las autoridades persiguen la pista del terrorismo islamista.

Tomado de RFI

Comments are closed.