0013715133La corrupción se encuentra en niveles críticos en América Latina y está entre las regiones más afectadas del mundo. Y esto tiene efectos concretos. Un país que la ataca efectivamente puede incrementar su Producto Bruto Interno (PBI) hasta en un 300%. También mejora la salud y la educación. Y ataca la desigualdad. Cuanta más corrupción, más desigualdad.

Los datos y sus conclusiones se desprenden de un informe del Natural Resource Governance Institute (NRGI), que elaboró un ranking de los países más comprometidos del mundo en cuanto al desvío de fondos públicos.

“Hay vulnerabilidades en América Latina en cuanto cómo se usan (o ‘desvían’) fondos públicos presupuestarios, sobornos en las licitaciones públicas y en decisiones judiciales”, aseguró elpresidente de NRGI, Daniel Kaufmann.

El informe original (en inglés) muestra el ranking de países de América Latina. Venezuela, Bolivia y Ecuador, entre los peor ubicados del mundo

De los seis indicadores que componen el índice de gobernabilidad, dos son especialmente sensibles a lo que hacen las autoridades ante el desvío de fondos públicos: el del Control de la Corrupción y el de la calidad del Estado de Derecho, clave para mejorar el frenar los casos de sobornos.

Venezuela aparece como el peor de la región y uno de los peores del mundo: de 209 países analizados, figura en los puestos 199 y 208 en cada uno de estos indicadores. Y, Argentina, 140 y 171, respectivamente. “Durante los últimos 15 años, la Argentina no ha mejorado, al contrario”, detalló Kaufmann.

En Brasil, Chile y Guatemala es número uno en la agenda, por lo que varía mucho en el continente y el mundo. En primer lugar, depende de cuánta importancia les dan la ciudadanía y los empresarios. Países que están muy mal por razones económicas tienen otros temas en agenda. El segundo punto es que, cuando surge un escándalo importante sobre la corrupción, hay más conciencia por parte de la ciudadanía.

Un shock económico negativo puede ser importante porque la ciudadanía se pregunta: ¿qué hicimos durante la época del auge y que estamos haciendo ahora? Las crisis de Brasil y la caída del cobre en Chile lo demuestran.

INFOBAE

Comments are closed.