El vicepresidente, Álvaro García Linera en Potosí. (ABI)
El vicepresidente, Álvaro García Linera en Potosí. (ABI)

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera se refirió el sábado a los ejercicios militares que realizará Chile en frontera y dijo el traslado de sus aviones y tanques no provoca “ningún miedo” en Bolivia, porque tiene la justicia y la historia de su lado.

“Resulta que el día lunes y martes, después de estos grandes logros que tiene Bolivia, a los hermanos de Chile se les ocurre mandar tanques, mandar aviones, mandar soldados a la frontera. ¿Para qué? ¿A quién quieren intimidar?. A nosotros eso no nos provoca ningún miedo”, remarcó García Linera en la celebración del aniversario de la Batalla de Suipacha, en Potosí.

Remarcó que los ejercicios militares chilenos no provocan “ningún miedo”, porque Bolivia tiene la fuerza de la verdad, justicia y la historia de su lado para defender su centenaria demanda marítima.

“La fuerza y la intimidación jamás van poder derrotar a la justicia, a la verdad y a la historia. Hoy la justicia, la verdad y la historia está de lado de Bolivia en la demanda (marítima) boliviana”, agregó.

Así, García Linera criticó la actitud del Gobierno de Chile, que desplazó tropas, tanques y aviones en la frontera con Bolivia y Perú, con el objetivo de realizar ejercicios militares en los próximos días.

Destacó que varios países del mundo respaldan la demanda marítima boliviana e inclusive algunos mandatarios y el propio papa Francisco abogaron por el diálogo entre Bolivia y Chile para resolver el diferendo marítimo.

“Todo el mundo comienza hablar de Bolivia. Si vamos a Europa nos hablan del tema del mar, si vamos a Asia nos hablan del tema del mar, si vamos a África nos hablan del tema del mar. El mundo entero conoce que tenemos una demanda justa, sincera, una demanda histórica”, subrayó.

En 1825, Bolivia nació a la vida independiente con una costa de aproximadamente 400 kilómetros sobre el océano Pacífico. 54 años después, en 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento de Litoral, desde entonces privó al país de un acceso soberano al mar y de un territorio de al menos 120.000 kilómetros cuadrados.

En 2013 Bolivia sentó a Chile ante La Haya, en busca de un “diálogo sincero” para resolver la demanda marítima boliviana.

Chile había objetado en 2014 la competencia de la CIJ para conocer la demanda marítima boliviana, y después de 14 meses, ese tribunal internacional rechazó ese recurso interpuesto por La Moneda.

POTOSÍ/Con información de ABI

Comments are closed.