Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Sábado 7 de Noviembre de 2015

El Presidente Evo Morales y el Vicepresidente Álvaro García Linera pisan fuerte el acelerador con viajes internacionales para conseguir Inversiones Extranjeras Directas (IED) para Bolivia.

Álvaro viajó a China en Octubre recién pasado y consiguió, según sus palabras tras su regreso de Pekín, unos Usd 7.600 millones para diversas inversiones, aunque no precisó ni los plazos de la citada mega inversión, ni sus condiciones, ni su calendario. El tema, es delicado pues si se concretara en el corto plazo significaría, de hecho, duplicar de un golpe la Deuda Externa Boliviana que está en torno a los Usd. 6.800 millones

Evo estuvo en Nueva York la semana anterior y se reunió, según informe gubernamental, con importantes empresarios, buscando IED para nuestro país. El tema sigue en la mesa de los análisis del gobierno, pero, de momento, no hay nada concreto que haya conocido la Opinión Pública.

El Jefe del  Estado se encuentra actualmente en Europa en un viaje que le llevará por importantes capitales del Viejo Mundo con el mismo objetivo. El tiempo dirá los resultados concretos obtenidos por ese interés presidencial.

Es laudable el actual esfuerzo gubernamental por conseguir IED de sectores privados y de gobiernos aliados. No interesa ya si en el pasado se reiteró que Bolivia tenía una “economía blindada” y que no necesitaba inversiones de organismos multiláteras como las del Banco de la Corporación Andina de Fomento (CAF), del Banco Mundial (BM, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de otras instituciones afines o de privados. Lo central es que el país enfrenta una difícil coyuntura financiera. Solucionar esta delicada situación es una misión patriótica de los dignatarios del Estado que no puede dejar de ser felicitada.

Gracias, epi