Samuel Doria Medina. (UN)
Samuel Doria Medina. (UN)

El  líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, propuso el miércoles que no se pague el segundo aguinaldo a funcionarios jerárquicos del Gobierno, porque consideró que es una erogación de dinero muy alta, que puede ser utilizada para crear un fondo que beneficie a los jubilados, mientras que miembros del oficialismo afirmaron que se trata de un «derecho».

«Proponemos que no se pague el doble aguinaldo al Presidente, Vicepresidente, ministros, diputados, senadores, alcaldes y gobernadores, y esos recursos sirvan para hacer un fondo para dar un bono a los jubilados», dijo.

Doria Medina dijo que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, cuyos sueldos son cerca a 18.000 bolivianos, ambas autoridades «recibirían más de 60.000 bolivianos en diciembre», que a su juicio va en contra de la política de austeridad que propugna el Gobierno desde su primer año de gestión.

El empresario dijo que es una erogación de dinero muy alta.

Por su parte, la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, reclamó que uno de los ciudadanos «más ricos» de Bolivia, refiriéndose a Doria Medina, objete el pago de un beneficio de los trabajadores.

«Me parece de doble moral que el ciudadano más rico de Bolivia, que se ha beneficiado del tráfico de influencias cuando era ministro, que ha destrozado el Estado boliviano, vendiendo, rifando, regalando, o cerrando las empresas estratégicas, tanto nacionales como de los propios departamentos se venga a hacer preocupado por la ciudadanía», agregó.

Dijo que el pago del aguinaldo es un «derecho» de los trabajadores, por lo que son ellos los que deben pronunciarse sobre cualquier modificación que se haga a ese beneficio.

LA PAZ/ABI