El presidente de Ecuador, Rafael Correa. (Presidencia)
El presidente de Ecuador, Rafael Correa. (Presidencia)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció este lunes, en su cuenta de Twitter, que un tribunal arbitral internacional aceptó parcialmente un pedido para anular una millonaria sentencia a favor de la petrolera estadounidense Occidental.

El monto que se le pide cancelar ahora a Ecuador bajó a unos 1.000 millones de dólares: «Llegó laudo OXY. Logramos nulidad de 40 % de laudo original, es decir 700 millones menos, pero nos ordenan pagar cerca de mil» millones, escribió Correa.

El Centro de Arreglo de Disputas Relativas a Inversiones (Ciadi), adscrito al Banco Mundial, había ordenado en 2012 que Ecuador pagara a la petrolera unos 1.770 millones de dólares más intereses como indemnización por el retiró una concesión petrolera.

Oxy demandó a Ecuador ante el Ciadi en 2006, después de que el Gobierno de Quito declarara la caducidad de un contrato de explotación en un zona petrolera en la Amazonía por haber cedido, sin avisar al Estado, el 40 % de sus derechos a la compañía AEC, una filial de la canadiense Encana.

Tras la salida de Occidental, el Gobierno ecuatoriano, asumió las operaciones del campo que operaba la empresa, lo que para la petrolera fue una especie de confiscación de sus activos y una supuesta violación al Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) con Estados Unidos.

«Tratan la caducidad por incumplimientos legales, como confiscación. ¡Otro atentado a nuestra soberanía!», añadió el mandatario en su cuenta en la red social, al reiterar que su Gobierno mantiene conversaciones con la petrolera estadounidense para llegar a un acuerdo amistoso.

«Ya hemos presentado una propuesta a OXY y con el laudo definitivo continuaremos negociando», subrayó Correa, quien atribuyó este revés para el país como «¡Otra obra más de los tratados firmados en la larga y triste noche neoliberal!», en referencia a los Gobiernos conservadores del pasado.

QUITO/Agencias