Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

Martes 3 de Noviembre de 2015.

Las primeras bolsas de azúcar blanca del Ingenio San Buenaventura nacieron la semana anterior para gran satisfacción de la población del Departamento de La Paz que contempló, incrédula, la realización de un sueño demorado por casi medio siglo que el gobierno de Evo Morales ha convertido en una realidad industrial palpable.

Se trata de un proyecto de tecnología global con incorporación, a través de un consorcio de empresas chinas, de tecnologías de diversos países y continentes. Se han buscado los sistemas más avanzados en la producción de azúcar en base a la caña para que su rentabilidad sea máxima. En principio está previsto el inicio de la producción industrial completa a partir de Agosto próximo una vez que entren en producción las 5,000 Has inicialmente planificadas. La zafra estará completamente mecanizada con alta tecnología. Se prevé una producción inicial de 1.200.000 quintales anuales.

Este Ingenio será competidor de los instalados en Santa Cruz.

San Buenaventura tiene tres desafíos importantes por delante: a) concluir los 60 kilómetros de carretera asfaltada que le restan para vincularse con el río Beni, b) terminar el puente monumental sobre ese río y c) lograr que las carreteras actuales desde ese punto a los principales centros de consumo del país estén en condiciones adecuadas. Queda mucho por hacer todavía, pero el sueño del Ingenio Azucarero de San Buenaventura es un hecho trascendente para la amazonia paceña, casi deshabitada. Ese proyecto busca efectos multiplicadores: producción industrial, poblamiento creciente y desarrollo económico- social para abrir nuevas fronteras económicas en el Occidente de Bolivia.

Gracias, epi

Comments are closed.