Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

           Sábado 31 Octubre 2015.              

El Gral. Juan Domingo Perón (1895 – 1974) fue elegido Presidente de Argentina en 1946. Ocupó durante  29 años el liderazgo indiscutido de la política de su país. Su primera esposa Eva Duarte (1919 – 1952) tuvo vida breve, pero para millones de compatriotas fue la “Evita” de sus corazones. La figura de Perón, con sus luces y sombras como las de cualquier humano, sigue marcada a fuego en el espíritu de los argentinos. Su movimiento justicialista es destacada expresión de que la Justicia Social que él gestó es el auténtico protagonista de la historia contemporánea en esa gran nación.

Los Presidentes elegidos por el voto popular de los últimos 41 años, salvo dos contadas excepciones (Alfonsín y De la Rúa), llegaron a la Casa Rosada de la Plaza de Mayo en Buenos Aires con Perón como sello incuestionable. No importó si fueran más o menos justicialistas, de izquierdas o derechas, pero tuvieron a Perón como emblema.

Mauricio Macri no es  “justicialista” pero en estas tres próximas semanas tendrá un gran desafío: asumir la justicia y la equidad sociales como brújula si quiere ganar en la Segunda Vuelta del domingo 22 de Noviembre y después ser presidente por cuatro años. Si triunfa, llegará a la Casa Rosada y tendrá una gestión duradera, si pierde, quedará marcado por el fracaso político. Sus reiterados anuncios de cambio político aparecen como  impulsos prometedores, pero deberán tener contenidos “justicialistas” para poder ocupar con solvencia la Casa Rosada de Plaza de Mayo. Los dos únicos Presidentes argentinos no justicialistas en los últimos 25 años, fueron Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa. Ambos radicales. Ninguno de los dos terminó su mandato. Perón, como Gardel, sigue vivo.

Gracias, epi

 

 

Comments are closed.