El presidente Evo Morales recibe el primer quintal de azúcar producido por el ingenio de San Buenaventura. (Fotos Vicepresidencia).
El presidente Evo Morales recibe el primer quintal de azúcar producido por el ingenio de San Buenaventura. (Fotos Vicepresidencia).

El gerente de la Empresa Azucarera de San Buenaventura, Ramiro Lizondo, entregó hacia las 11h14 locales al presidente Evo Morales el primer quintal de azúcar producido por ese ingenio ubicado al norte de La Paz, todavía en etapa final de su edificación, que «resume el esfuerzo de muchos años de trabajo y más de 60 años de sueños no cumplidos».

«El gigante ha despertado», remarcó Lizondo al entregar el quintal de azúcar en alusión a la consolidación de un proyecto pergeñado hace más de 60 años y que finalmente se consolidó por el impulso del gobierno del Jefe de Estado.

Lizondo detalló los esfuerzos realizados hasta el momento por los trabajadores de esa empresa y la tecnología que utilizará para la producción del endulzante que aseguró le dará muchas ventajas competitivas en el mercado nacional e internacional.

En septiembre pasado, se reportó 93% de avance físico de las obras de ese mega proyecto  que se inició en septiembre de 2012 y, según Lizondo, el 7% restante implica la conclusión de la sistematización de esa planta que será cien por cien automática y la más moderna del país.

Según datos oficiales, la capacidad de producción será de 7.000 toneladas de caña al día, con la posibilidad de ampliar a 10.000 toneladas.

Con una operación plena, el ingenio de San Buenaventura aportará 1.200.000 quintales de azúcar, es decir aproximadamente entre el 10 y 11 por ciento de la producción nacional.

Además de azúcar, producirá alcohol potable y energía (30 megavatios), 15 que consumirá la planta en su proceso industrial y 15 para incorporar al sistema interconectado nacional.

Lizondo explicó que la planta está diseñada de tal forma que el impacto ambiental será mínimo.

La inversión de ese proyecto asciende a 263 millones de dólares, de los cuales, específicamente 174 millones fueron dirigidos a la construcción y el resto al desarrollo agrícola, otro tipo de obras civiles, gastos de operación y funcionamiento del proyecto.

El gerente de la Empresa Azucarera de San Buenaventura, Ramiro Lizondo, entregó hacia las 11h14 locales al presidente Evo Morales el primer quintal de azúcar producido por ese ingenio ubicado al norte de La Paz, todavía en etapa final de su edificación, que «resume el esfuerzo de muchos años de trabajo y más de 60 años de sueños no cumplidos».

«El gigante ha despertado», remarcó Lizondo al entregar el quintal de azúcar en alusión a la consolidación de un proyecto pergeñado hace más de 60 años y que finalmente se consolidó por el impulso del gobierno del Jefe de Estado.

Lizondo detalló los esfuerzos realizados hasta el momento por los trabajadores de esa empresa y la tecnología que utilizará para la producción del endulzante que aseguró le dará muchas ventajas competitivas en el mercado nacional e internacional.

En septiembre pasado, se reportó 93% de avance físico de las obras de ese mega proyecto  que se inició en septiembre de 2012 y, según Lizondo, el 7% restante implica la conclusión de la sistematización de esa planta que será cien por cien automática y la más moderna del país.

Según datos oficiales, la capacidad de producción será de 7.000 toneladas de caña al día, con la posibilidad de ampliar a 10.000 toneladas.

Con una operación plena, el ingenio de San Buenaventura aportará 1.200.000 quintales de azúcar, es decir aproximadamente entre el 10 y 11 por ciento de la producción nacional.

Además de azúcar, producirá alcohol potable y energía (30 megavatios), 15 que consumirá la planta en su proceso industrial y 15 para incorporar al sistema interconectado nacional.

Lizondo explicó que la planta está diseñada de tal forma que el impacto ambiental será mínimo.

La inversión de ese proyecto asciende a 263 millones de dólares, de los cuales, específicamente 174 millones fueron dirigidos a la construcción y el resto al desarrollo agrícola, otro tipo de obras civiles, gastos de operación y funcionamiento del proyecto.

Tu comentario

Comments are closed.