El presidente Evo Morales promulga Ley para dotar medicamentos sin costo a enfermos hemofílicos que se realizó en Palacio de Gobierno. (ABI)
El presidente Evo Morales promulga Ley para dotar medicamentos sin costo a enfermos hemofílicos que se realizó en Palacio de Gobierno. (ABI)

El presidente Evo Morales promulgó el martes la Ley 754 de Dotación Gratuita de Medicamentos Antihemofílicos de factor VIII y factor IX para pacientes con hemofilia que no cuenten con seguro de salud y que reciben tratamiento en establecimientos de salud públicos del país.

“Es nuestra obligación seguir planificando, seguir viendo cómo se cuida la salud, cómo se evita estas enfermedades”, dijo en un acto especial en el Palacio de Gobierno con la participación de los beneficiarios.

La hemofilia es una enfermedad de carácter hereditario o genético, se caracteriza por un desorden en los factores de la coagulación VIII y IX en la sangre.

Según datos del Ministerio de Salud, el 60 % de estos pacientes fallecen en Bolivia o quedan con discapacidad.

Actualmente existen 192 pacientes aproximadamente en el país, la mayor parte se concentra en los departamentos de Cochabamba y La Paz; éste número varía ya que muchos fallecen de manera temprana.

Con la Ley de Dotación Gratuita de Medicamentos Antihemofílicos, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Salud, invierte en una primera etapa 2.171.500 millones de bolivianos para la adquisición de medicamentos y equipamiento de un laboratorio en Cochabamba.

La inversión anual será de 17.161.200 bolivianos y a partir del 2016 la compra y distribución de medicamentos la asumirán las gobernaciones.

“Este es un pequeño beneficio para los niños que tienen este problema, esperamos seguir ampliando esta clase de beneficios para personas que no tienen acceso” al seguro de salud, agregó el mandatario.

La hemofilia afecta a 1 de cada 10.000 personas y solo la tienen los niños varones. Al no coagular su sangre suelen tener hemorragias en los músculos y articulaciones de las extremidades y moretones.

Las hemorragias más graves se producen en el cerebro, ojos, lengua, garganta, riñones, genitales, nasales y sistema digestivo.

LA PAZ/ Con datos de ABI