Eduardo Pérez Iribarne.
Eduardo Pérez Iribarne.

 Martes 13 Octubre 2015.

Brasil se encuentra  a pocos pasos del caos político y económico. El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica una caída del (3 %) de su Producto Interno Bruto (PIB) para este año y según la gestora holandesa de recursos financieros, Robeco, la primera potencia latinoamericana, sufre una profunda crisis crediticia.

Christine Lagarde, Directora Ejecutiva del FMI, insiste, preocupada, que Brasil sufre tal crisis política y económica juntas que la confianza tanto de consumidores como de inversionistas en su situación presente se ha hundido a mínimos históricos.

El gobierno de Dilma Rousseff  ha confirmado que el presupuesto estatal para la celebración de los próximos Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro el 2016 ha sido reducido  un 10 % y se temen recortes posteriores. Su Ministro de Finanzas, Joaquim Levy, tiene ahora en sus manos “el trabajo más difícil del mundo”, según palabras textuales de Jim Yong Kim, Presidente del Banco Mundial (BM).

El Tribunal de Cuentas de este ya tambaleante gigante rechazó hace una semana los balances del gobierno de Brasilia por haber maquillado sus cuentas para reducir el déficit público. Esa acción gubernamental está señalada como delito fiscal.

Lagarde enfatizó en Lima, la semana pasada en conferencia de prensa, que la situación del Brasil está colocando a sus autoridades a una gran dificultad incluso para gobernar a esa nación de 310 millones de habitantes. Rousseff cuenta con un 10 % de respaldo popular, según encuestas y el futuro no parece optimista. La gente grita y se pregunta ¿Hasta cuándo aguantaremos?

Gracias, epi

Tu comentario

Comments are closed.