Un grupo de hinchas  al ingresar al Hernando Siles.(APG)
Un grupo de hinchas al ingresar al Hernando Siles.(APG)

CALLES: Pasado el mediodía del jueves se abrieron las puertas del estadio Hernando Siles, mucha gente comenzó a ingresar al escenario deportivo con el propósito de evitar las largas filas que minutos después se registró, ante la molestia de algunos aficionados quienes exigían que los dejen ingresar sin que realicen la revisión que cumplía la Policía.

HINCHAS: Hinchas de los distintos departamentos del país llegaron hasta la ciudad de La Paz con el propósito de observar el partido entre las selecciones de Bolivia y Uruguay, entre sus objetos personales no faltó la Bandera Nacional que flameaba libremente acompañando la expectativa que había entre los visitantes.

expectativa_de_gente_a_pocas_horas_del_partido_420151008SELFIES: Los selfies estaban a la orden del día, apenas llegaban a la inmediaciones del estadio Hernando Siles los hinchas tomaban sus celulares y se sacaban fotos entre grupos de amigos, familias, parejas, niños, en fin, todos querían posar para la posteridad.

FAMILIAS: Niños, niñas, mamás y papás comenzaron a llenar el escenario deportivo, los más entusiasmados eran los más entusiastas quienes querían que les pinten las caras, con el rojo, amarillo y verde, pero también portaban la tricolor orgullosos de ser bolivianos.

EMPRESAS: Las empresas privadas no perdieron la oportunidad para ofrecer sus servicios en inmediaciones del estadio Hernando Siles, obsequiaron material de publicidad, todos estaban a tono con el compromiso de eliminatorias mundialistas.

CARTEL: Fuera del estadio miraflorino muchos aficionados portaban carteles con distintas frases como muestra de apoyo al seleccionado nacional, el que también llamó la atención fue “Viva mi patria Bolivia una gran nación…”, que era portado por un particular hincha que en más de una ocasión se presentó a distintas actividades disfrazado del conocido Chavo del ocho.

BANDA: Una banda musical se apostó en el sector de la Curva Norte, sus notas acompañaron el ingreso del equipo al campo de juego, después interpretó la canción de vamos, vamos… Bolivia, que contagió al aficionado, pero también se escuchó el tradicional Bo bo bo… li li li… via via via, viva Bolivia toda la vida.

PIROTECNIA: El estricto control en las puertas de ingreso al estadio Hernando Siles, no permitió que algunos aficionados puedan portar juegos pirotécnicos, pero fuera del escenario deportivo y antes que comience el compromiso un avezado hincha se animó a expresar su entusiasmo y prendió la pirotecnia con la que contaba.

PRIMER GOL: La primera conquista que convirtió Martín Cáceres, de Uruguay en el minuto 10, dejó enmudecido el escenario deportivo, la conquista afectó más a los aficionados que a los jugadores pues tardaron en reaccionar, el pesar era evidente, porque antes del inicio del compromiso todo era una fiesta deportiva y terminó en un malestar que pocos fueron los que callaron.

VENDEDORES: Mucha gente que comercializa distintos productos se apostó por inmediaciones del estadio Hernando Siles, pero después que los uruguayos convirtieron el segundo gol, la desazón también fue para ellos, porque al término del juego sus ventas bajaron notablemente.

BALDIVIESO: El director técnico de Bolivia, Julio César Baldivieso quedó enmudecido observando parado el partido, el segundo gol del compromiso también le cayó muy mal y se limitó a seguir el partido con los brazos cruzados y muy afectado, parado sin poder encontrar una explicación de lo que pasaba con su seleccionado, que no tuvo el poder de reacción.

LA PAZ/ (APG)

Tu comentario

Comments are closed.