ROPA_USADA

La presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya, informó el viernes en conferencia de prensa que entre enero y agosto se ha comisado 630,8 toneladas de ropa usada, que está prohibida por la normativa del país, además desde el 01 de enero al 20 de septiembre se han comisado 61,5 toneladas de ropa nueva de contrabando.

“En cuanto a los comisos que se están quejando,  la (interdicción) de ropa nueva, de enero a septiembre, solamente ha significado 61 toneladas y la ropa usada 630 toneladas” afirmó, según una nota de prensa.

La autoridad aseguró que la ropa nueva de contrabando cuyo origen es China, proviene de los puertos de Arica e Iquique, principalmente, y que se la detecta mayormente en Oruro, donde se comisaron 31 toneladas y que entre 19 a 20 toneladas corresponden a allanamientos.

Otro dato que proporcionó Ardaya, es que la importación legal de prendas de vestir de China ha representado para el Estado boliviano 151,1 millones de bolivianos, que han dejado una recaudación de 92 millones.

“Esto implica decir que en aranceles se paga 60% del valor de la mercancía, lo que nos permite una mejor recaudación” precisó.

En peso bruto, la Aduana registra 8.714 toneladas importadas de prendas de vestir de China.

Ardaya añadió que “como se puede observar sí hemos hecho varios controles, estamos focalizando nuestra atención sobre lo que es la ropa nueva de origen chino”.

Etiquetado

La Presidenta de la entidad aduanera reflexionó a las Medianas y Pequeñas Empresas (MyPES), para que eviten el etiquetado de industrias extranjeras a productos nacionales.

Al respecto informó que entre las incautaciones que realiza la Aduana, se tiene 13 casos en los que se encontró ropa nacional con etiquetados de otros países.

Ardaya coincidió con el viceministro de la Micro y Pequeña empresa, Martín Basurco en la necesidad de que se apruebe la Ley del Etiquetado y que esta ley “tiene que recobrar la confianza en el producto nacional”.

Tu comentario