Carlos Mesa (centro) acompaña al presidente Evo Morales el jueves en la celebración del fallo de la Corte de La Haya. A su izquierda, Jaime Paz Zamora. (ABI)
Carlos Mesa (centro) acompaña al presidente Evo Morales el jueves en la celebración del fallo de la Corte de La Haya. A su izquierda, Jaime Paz Zamora. (ABI)

El expresidente y vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, consideró el viernes “fundamental’ para la estrategia boliviana el inmediato restablecimiento de las relaciones plenas con Estados Unidos y el afianzamiento del diálogo con otras potencias como India, Rusia y Gran Bretaña, para hacer conocer la demanda boliviana y reafirmar que no afecta la institucionalidad de las fronteras.

“(Bolivia) tiene, en el más corto plazo posible, que reanudar plenamente sus relaciones con Estados Unidos. No tiene ya sentido ni explicación ni lógica alguna que Bolivia siga entrabada en ese relacionamiento…Es fundamental la reanudación de esa relación», consideró durante una entrevista con el programa “Levántate Bolivia” (de la Cadena A de tv), donde destacó la importancia de afianzar la línea política de acción.

El presidente Evo Morales expulsó en 2008 al embajador estadounidense Philip Goldberg acusándolo injerencia en asuntos internos. Similar suerte corrieron las agencias DEA y USAID. En 2011 se firmó un nuevo Acuerdo Marco que, sin embargo, no consiguió restablecer las relaciones plenas.

Mesa consideró fundamental el restablecimiento de  relaciones plenas con el país del norte y aseguró que Morales está consciente de esa situación. “Es un tema que hemos conversado con el Presidente y creo que es consciente de ello, pero ya no podemos seguir alargándonos y dando tumbos”, insistió.

Los jueces de la Corte Internacional de Justicia, con 14 votos contra dos, decidieron el jueves rechazar el recurso de incompetencia presentado por Chile y reafirmaron su jurisdicción para tratar la causa boliviana que plantea que se obligue al país demandado a negociar una salida soberana al Pacífico en función de sus compromisos de solución hechos a lo largo de la historia.

“Un elemento clave es no desconocer, ahora estamos en el fondo de la causa, el componente político. El componente político de acercarnos con más intensidad a las potencias más importantes del mundo para consolidar la idea de que el tema del Tratado no modifica ningún tema de fronteras, de que la Corte ha ratificado que no hay ningún riesgo en esa dirección”, sostuvo Mesa, responsable de posicionar en el contexto internacional los argumentos jurídicos e históricos de la causa marítima.

La estrategia de la administración de Michelle Bachelet pretende, entre otros aspectos, hacer ver en el contexto internacional que la demanda boliviana siembra riesgos en el sistema internacional de fronteras porque apunta a la modificación del Tratado de 1904 que definió los límites entre ambos Estados. El Gobierno de La Paz aclaró en reiteradas ocasiones que la demanda no toca el tratado bilateral, sino a compromisos de solución hechos a lo largo de la historia.

Tras el fallo de la CIJ, los jueces internacionales iniciarán el tratamiento el fondo de la causa. “Habrá un paréntesis porque en seis meses recién se conocerá la memoria chilena (de respuesta a la demanda). Tiene dos años, pero esos dos años de largo de tiempo nos exigen una comunicación de esta causa en escenarios muy importante del mundo”, explicó Mesa.

LA PAZ/Tomado de La Razón Digital

Comments are closed.