Un centro de ventas de VW, firma alemana que se constituyó en 2015 en la mayoir fabricante mundial de automóviles. (vw.com)
Un centro de ventas de VW, firma alemana que se constituyó en 2015 en la mayoir fabricante mundial de automóviles. (vw.com)

El presidente de Volkswagen está bajo presión porque la automotriz perdió 16.900 millones de dólares de su valor de mercado después de que se dio a conocer que la empresa alemana falseó las pruebas de emisiones de unos 500.000 autos diésel en Estados Unidos.

Martin Winterkorn se disculpó el domingo en un comunicado porque su empresa «quebrantó la confianza de nuestros clientes y el púbico». VW frenó la venta de algunas unidades en Estados Unidos y prometió cooperar con los reguladores en una investigación donde podría ser multada hasta con 18.000 millones de dólares.

En las operaciones del mediodía en Frankfurt, el precio de las acciones de Volkswagen caían 18,1% a 132,15 euros, casi su nivel más bajo en tres años. Su drástica caída afectó al principal índice de la bolsa alemana, el DAX, la cual tenía un mal comportamiento en comparación con sus pares europeos.

«Por el momento, estaría sorprendido si Winterkorn pudiera salir de ésta, pero en Alemania frecuentemente hay un proceso lento en estos casos», dijo Christian Stadler, profesor de administración estratégica en la Escuela de Negocios Warwick e investigador de la industria automotriz.

Stadler dijo que si VW fuera estadounidense, el presidente se hubiera ido de inmediato.

Volkswagen está acusada de brincarse las normas de emisiones contaminantes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

La EPA indicó el viernes que Volkswagen utilizó software que permitía que sus autos diésel mostraran que liberaban menos contaminantes durante las pruebas que en condiciones de manejo normal.

Guido Reinking, un alemán experto en autos, dijo que para que una empresa realice este tipo de artimañas, los principales directivos de la empresa tuvieron que estar enterados.

Winterkorn, formado como ingeniero, encabezó áreas de desarrollo e investigación en VW desde 2007. Ese mismo año se volvió presidente de la junta administrativa.

«Es casi imposible imaginar que él no supiera sobre esta forma especial de programar el motor», comentó Reinking a la televisora alemana n-tv.

Volkswagen publicitó los autos diésel, que representan alrededor de 25% de las ventas, como mejores para el medio ambiente. Los autos, fabricados en los últimos siete años, incluyen modelos Audi A3, VW Jetta, Beetle, Golf y Passat.

La agencia estadounidense exigió a Volkswagen arreglar los autos bajo su propio costo e insistió en que las violaciones no representan ningún riesgo para la seguridad y que los vehículos siguen siendo legales para conducirse y venderse siempre y cuando la empresa presente un plan para retirarlos y repararlos. La EPA señaló sin embargo que los autos representan un riesgo a la salud pública.

La EPA dijo que Volkswagen se enfrenta a multas de hasta 37.500 dólares por vehículo por las violaciones: un total de más de 18.000 millones de dólares.

Volkswagen ha tenido un año difícil, el precio de sus acciones ha caído en medio de débiles ventas en Estados Unidos y China.

La empresa derrotó por poco a la japonesa Toyota como el fabricante automotriz que más unidades vendió en el mundo durante el primer semestre de 2015. Pero el golpe a su reputación por las revelaciones de emisiones podría afectar sus intentos por recuperar las ventas en Estados Unidos.

BERLÍN/Tomado de Yahoo-AP

Tu comentario

Comments are closed.