El director de la Autoridad Minera (AJAM), Carlos Soruco, presenta el viernes los resultados de una operación contra la explotación ilegal de oro en el río Madre de Dios, Pando. (APG)
El director de la Autoridad Minera (AJAM), Carlos Soruco, presenta el viernes los resultados de una operación contra la explotación ilegal de oro en el río Madre de Dios, Pando. (APG)

La Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) desplegó esta semana un mega operativo en el río Madre de Dios, en el norte boliviano, en el que logró interceptar 18 dragas flotantes, montadas en balsas, que realizaban trabajos de explotación ilegal de oro y ocasionaban graves daños ambientales.

En conferencia de prensa, el director de la AJAM, Carlos Soruco, destacó la magnitud del operativo, que se ejecutó en coordinación con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Agencia para el Desarrollo de las Macroregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf), las Fuerzas Armadas, la Fiscalía y la Gobernación de Pando.

«Hemos logrado intervenir 18 dragas que operaban en una parte del río Madre de Dios, haciendo una explotación ilegal de estos recursos naturales, y no sólo de eso, sino también contaminando el medio ambiente», dijo Soruco, en una conferencia de prensa conjunta con el director de la ANH, Gary Medrano, y el director de Ademaf, Edwin De La Fuente.

El río Madre de Dios atraviesa el departamento de Pando, luego de ingresar a Bolivia desde Perú.

El Director de la AJAM indicó que de manera simultánea al operativo, el Alto Comisionado en Asuntos de Formalización de la Minería, Interdicción de la Minería Ilegal y Remediación Ambiental de Perú, realizó un despliegue similar por la parte del río que corresponde a su territorio, con el objetivo de evitar la fuga, por la frontera, de las personas que cometían esos delitos.

Según Soruco, una vez concluidos los operativos, las delegaciones de Bolivia y Perú se reunieron en el puerto de vigilancia fronterizo ‘Pardo’, para intercambiar los resultados obtenidos y comprometerse a continuar con ese tipo de acciones.

Precisó que las 18 dragas están valuadas en alrededor de 300.000 bolivianos.

Por su parte, el Director de la ANH dijo que el operativo fue exitoso, entre otras razones porque el sistema informático B-Sisa permitió identificar los lugares donde existe un alto consumo de combustibles.

El sistema B-Sisa (que recoge datos del comercio de combustibles) está proporcionando información para la planificación. Los datos han sido determinantes para ver los lugares donde hay algún consumo sospechoso de diésel o gasolina», agregó.

Medrano detalló que en el operativo se decomisaron alrededor de 6.200 litros de diésel, que eran utilizados para el funcionamiento de las dragas.

LA PAZ/ Con reporte de ABI

Tu comentario

Comments are closed.