Con una escultura de acero del Che Guevara de fondo, trabajadores se aprestan a instalar una estatua de Cristo en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde el papa, donde el papa Francisco celebrará una misa. (PL. com)
Con una escultura de acero del Che Guevara de fondo, trabajadores se aprestan a instalar una estatua de Cristo en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde el papa, donde el papa Francisco celebrará una misa. (PL. com)

El papa Francisco inicia el sábado una visita con alta resonancia política a Cuba y Estados Unidos, con el embargo económico de Washington  sobre la isla y la emigración al país norteamericano como telón de fondo.

Será el viaje más largo de Francisco desde que asumió el liderazgo de la >Iglesia Católicva. Se prolongará hasta el 28 de septiembre.

Las relaciones bilaterales de Cube y Estados Unidos experimentan una apertura propiciada por la diplomacia papal y el Vaticano expresó horas antes del viaje su deseo de que esta visita sirva además para que se comience a poner fin al embargo.

El secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, afirmó el jueves que “es de esperar (…) que una medida de esta magnitud, o sea una liberalización a nivel de vínculos y de lazos, sobre todo a nivel económico, pueda también conducir a una mayor apertura desde el punto de vista de la libertad y de los derechos humanos”.

Muy posiblemente este será el asunto principal del encuentro oficial que el papa mantendrá con Raúl Castro el domingo 20 de septiembre en el Palacio de la Revolución de La Habana, y cuando hable con el anterior presidente y líder de la revolución cubana, Fidel Castro.

La Casa Blanca adelantó hace unos días cuáles el papa y el presidente estadounidense Barack Obama, cuando se reúnan en el Despacho Oval el miércoles 23 de septiembre tratarán “las cuestiones medioambientales, la protección de las minorías religiosas, promover la libertad de religión en el mundo, pero también la acogida e integración de los inmigrantes y refugiados en nuestras comunidades”.

Para el secretario de Estado del Vaticano, “uno de los temas más importantes de su visita será precisamente el de la inmigración”.

Han sido múltiples los llamamientos de asociaciones y de los grupos de inmigrantes latinoamericanos para que el papa se interese por su situación y la presente a Obama.

Una señal a la población hispana de Estados Unidos llegará con la canonización del español fray Junípero Serra el miércoles 23 de septiembre, que como recordó Parolin “es patrono de la población hispana en los Estados Unidos”

Además, el papa encontrará a la comunidad hispana y otros inmigrantes en el Independence Mall de Filadelfia el 26 de septiembre.

Serán también importantes los discursos que se esperan en otros dos eventos de este viaje, donde pronunciará 26 alocuciones, la mayoría en español.

El 24 de septiembre, Francisco irá al Congreso estadounidense, reunido en sesión conjunta, y se convertirá así en el primer obispo de Roma que pronuncia un discurso en esa sede.

El día siguiente, el pontífice argentino tiene previsto llegar a la sede de las Naciones Unidas, donde será recibido por su secretario general, Ban Ki-Moon, y ante cuya Asamblea General pronunciará su discurso en español.

VATICANO/RCN con reporte de EFE

Tu comentario

Comments are closed.