Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico  (FELCN) realizan una prueba de campo. (ABI).
Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) realizan una prueba de campo. (ABI).

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), mediante un documento presentado en un evento organizado por el Viceministerio de Defensa Social, pidió al Gobierno boliviano reformar la ley antinarcóticos, más conocida como ley 1008, para ser más tolerante con los micro traficantes y más dura con las grandes bandas de narcotraficantes.

“Otras medidas sugeridas por la UNODC en Bolivia incluyen una nueva Ley de Sustancias Controladas prioritariamente contra las grandes redes del tráfico de drogas, en lugar de los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico, como los consumidores, pequeños agricultores distribuidores menores, ‘mulas’ y ‘tragones’”, indica el documento presentado por el representante de la UNODC en Bolivia, Antonino De Leo.

El documento también afirma que no hay una proporcionalidad entre la pena y el delito en los casos de narcotráfico, como tampoco se aplica correctamente el concepto de narcodependiente o consumidor permanente.

También sugiere que los infractores a la ley antinarcóticos considerados “menores” deben ser favorecidos con medidas sustitutivas y penas menores.

El representante de la UNODC indicó que todos estos criterios y sugerencias serán presentados a la comisión que en la actualidad redacta a las reformas a la Ley 1008 o del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

De Leo dijo que antes de presentar un proyecto de Ley debe discutirse muchos aspectos; no reducir el debate a una suma de penas a los que están implicados en delitos de tráfico de drogas, sino analizar todos los contextos que hacen al accionar del narcotráfico.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, en pasados días indicó que el proyecto de reforma que redactan los funcionarios de su despacho plantea una mayor pena para los llamados microtraficantes y para algunos consumidores consuetudinarios.

Comments are closed.