Millares de guatemaltecos se manifestaron el domingo frente al palacio de gobierno de Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, por corrupción. (cubadebate.cu)
Millares de guatemaltecos se manifestaron el domingo frente al palacio de gobierno de Ciudad de Guatemala para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, por corrupción. (cubadebate.cu)

El Gobierno de Guatemala,  presidido por el general retirado Otto Pérez Molina, seguía derrumbándose el martes en medio de un escándalo de corrupción que ha llevado a diversos sectores, inclusive la Iglesia Católica, a pedir la renuncia del mandatario.

Tras el encarcelamiento de la ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti, acusada de encabezar una red de defraudación fiscal en compañía de Pérez Molina, éste optó por ignorar el clamor que exige su renuncia.

El gobernante,  un general retirado que participó supuestamente en la ejecución de crímenes de lesa humanidad durante las dictaduras castrenses que asolaron al país vecino hasta hace dos décadas– está acusado formalmente de corrupción desde el viernes pasado.

Pero, en vez de responder directamente a la acusación, emitió un mensaje por televisión en el que llamó a movimientos sociales y campesinos a solidarizarse con él y salir a las calles para protestar contra lo que calificó como «persecución política» en su contra.

Dos ministros renunciaron el martes y elevaron a cinco el número de dimisiones en el gabinete en los últimos tres días.

Los ministros que presentaron su dimisión este lunes son el de Finanzas, Dorval Carías, y el de Comunicaciones, Víctor Corado, además de varios viceministros, según confirmaron fuentes de la Presidencia.

El pasado sábado también presentaron su renuncia los titulares de Educación, Cynthia del Águila, y de Economía, Sergio de la Torre, junto con el comisionado presidencial para la competitividad, Juan Carlos Paiz.

El domingo también renunció el ministro de Salud de Guatemala, Luis Monterroso

El presidente Otto Pérez y su entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, en un acto público antes del escándalo de corrupción. (latam.com)
El presidente Otto Pérez y su entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, en un acto público antes del escándalo de corrupción. (latam.com)

Los ministros, los únicos que quedaban desde que el presidente alcanzó el poder, se declararon «traicionados y decepcionados».

El arzobispo de Guatemala, Oscar Julio Vián Morales, ha pedido la renuncia del presidente, Pérez Molina, por su presunta implicación en la trama corrupta.

CIUDAD DE GUATEMALA/Tomado de La Jornada/El País

Tu comentario