Mineros arrastran un carro metalero en una explotación en Potosí. Los altos costos caracterizan a la minería boliviana. (bolivianueva.com)
Mineros arrastran un carro metalero en una explotación en Potosí. Los altos costos caracterizan a la minería boliviana. (bolivianueva.com)

“Nos estamos ahogando en un vaso de agua, respecto a la caída de las cotizaciones mineras”. Ésta es la conclusión central de una mesa redonda sobre la crisis minera, que se realizó en el marco de la Feria Internacional de Minería, Energía y Medio Ambiente que concluyó el domingo en Oruro.

Quedó claro que la crisis minera de 1985 no es la misma de hoy, explicó el docente universitario y experto en minería, Carlos Sandy Antezana.

Agregó que la crisis actual tiene explicación en el crecimiento casi incontrolable de países emergentes como China por ejemplo, frenado abruptamente en los últimos meses con efectos graves para los países proveedores de materias primas, entre ellos Bolivia.

Si bien se habla de planes de contingencia y todo cuanto se está haciendo frente a las bajas cotizaciones hay que prever que los precios se van a estabilizar aunque en niveles razonables, ya no más como los que tuvimos hasta el año pasado, acotó.

Por otra parte, Sandy advirtió que producir más no es la solución, porque al final se acabarán los minerales y ahí habrá otro problema mayor.

“Este mundo y el avance tecnológico van a requerir de materias primas por siempre y no podemos quedarnos al margen. Tenemos que aprender a hacerle frente y ser más competitivos, lo que ahora, al menos en la minería estatal, no somos”, aseveró.

Enfatizó que se debe cambiar la administración de la minería y en ello cuestionó por ejemplo que en prospección y exploración, no se están haciendo bien las cosas.

“Algo fundamental es que nos hablen con la verdad. Sucede que en el caso de los evaporíticos nos dicen que todo marcha bien y en poco tiempo más despega la era del litio, cuando sabemos que es muy complicado frente a quienes controlan esa tecnología a nivel mundial”, advirtió.

ORURO/Fides-Jhonny Saravia Miranda

Tu comentario

Comments are closed.