Un arbitro muestra una tarjeta amarilla. (APG)
Un arbitro muestra una tarjeta amarilla. (APG)

Los árbitros bolivianos determinaron el viernes  levantar su paro ante el compromiso del Tribunal de Justicia Deportiva (TDJ) de reconsiderar la sanción al jugador Yasmani Duk (Sport Boys), por agresión al juez Luis Irusta en el torneo de invierno.

En una carta conocida en la mañana del viernes los árbitros mostraron su disconformidad por la determinación del TDE de suspender al deportista por un año en torneos de no oficiales, como el de verano y de invierno, pero no para los oficiales de la Liga.

“Los árbitros de Bolivia emiten el siguiente voto resolutivo: No dirigir ningún partido de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano a partir de hoy 21 de agosto hasta que el Tribunal de Justicia Deportiva (TDJ) reconsidere su fallo o que exista un compromiso de la LFPB de que dicho jugador no participará de ningún encuentro oficial”, dice la carta enviada al presidente de la Liga, Marco Ortega.

El futbolista golpeó al árbitro el pasado 12 de julio en un partido en Warnes.

A través de una resolución se dio a conocer que existe consenso entre los árbitros FIFA y de las asociaciones y la determinación entraría en vigencia desde el viernes, por lo que el juego entre The Strongest y Petrolero no se disputaría.

Anunciaron que se enviará una copia del video de la agresión y el informe ampliatorio a la FIFA y Conmebol.

LA PAZ/Fides